Defensa del sistema público

08.09.2016 | 04:21

Camil Ros, secretario general de UGT de Catalunya, celebró ayer la firma del acuerdo y remarcó que significa una "defensa y refuerzo del sistema público de empleo". Asimismo, confía en que sea el inicio del camino para fijar un salario mínimo de 1.000 euros en todo el ámbito del sector público. Joan Carles Gallego, su homólogo en CCOO, reivindicó que "las administraciones pueden exigir el cumplimiento de determinadas condiciones para ayudar a abrir vías de cambio en la mala situación que está viviendo el mercado de trabajo", así como crear la renta garantizada de ciudadanía para evitar que las personas sin ingresos económicos caigan en la exclusión social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook