Endesa obtiene 796 millones, un 7,9% más sin extraordinarios

23.08.2016 | 04:20
Sede de la multinacional eléctrica Endesa en Madrid.
Sede de la multinacional eléctrica Endesa en Madrid.

La multinacional eléctrica Endesa ha registrado un beneficio neto de 796 millones durante el primer semestre de 2016, lo que supone un 8,5% menos respecto a los 870 millones del mismo periodo de 2015. No obstante, aislando el importe positivo no recurrente de 184 millones generado durante el pasado ejercicio por la operación de canje de Emission Reduction Units (ERUs) y Certified Emission Reductions (CERs) por la European Union Allowances (EUAs), el beneficio neto de la compañía presidida por Borja Prado aumenta un 7,9%.

En este sentido, el consejero delegado, José Bogas, destacó que "la buena posición de Endesa de cara al futuro, debido, por una parte, a la estrategia en el negocio liberalizado, cuyo margen crece un 8% gracias a la gestión realizada; y, por otra parte, a la integración de las renovables en el negocio de la compañía".

Más concretamente, los ingresos cayeron por los bajos precios registrados en el período debido a la elevada producción eólica e hidráulica mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se cerró con 1.866 millones, lo que supone un descenso de un 3,5% con extraordinarios y un aumento del 6,6% sin su efecto. La presentación de resultados de la multinacional vino acompañada del anuncio de compra del 60% de Enel Green Power por 1.207 millones, lo que deja por completo a la filial de renovables en manos de Endesa que ya era propietaria del 40% restante. "Esta operación no sólo sienta las bases para un crecimiento más sólido, reforzando nuestra presencia en el mercado ibérico con una atractiva cartera de activos de origen renovable, sino que, además, consigue un balance de Endesa más eficiente, al pasar de una ratio de deuda sobre Ebitda de 1,3 a 1,7" aseguró Bogas.

Destaca especialmente el buen comportamiento del negocio regulado, que representa más del 60% del Ebitda y del margen bruto en el negocio liberalizado que ha registrado un aumento del 8%. Este porcentaje se debe a los menores costes de producción, a los menores impuestos sobre la generación, a la reducción del coste de combustibles así como a la disminución de los costes medios en la compra de electricidad impulsada por una caída del 36,5% en el precio del mercado mayorista.

Menos deuda
Endesa redujo su deuda financiera neta durante el primer semestre de 2016 gracias a la mayor generación de cash flow operativo que ha aumentado en 276 millones impulsado a su vez por un incremento de 256 millones en los cobros netos correspondientes a las compensaciones extrapeninsulares.

Por otra parte y corrigiendo tanto el efecto laboralidad como temperatura, la demanda eléctrica peninsular se ha mantenido en línea con la del año anterior mientras que la producción eléctrica peninsular ha descendido dada la elevada disponibilidad de energía eólica e hidráulica así como a un mayor intercambio de electricidad entre España y Francia, señala la compañía en una nota.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook