La Seguridad Social ha dejado de ingresar 60.847 millones en cinco años según UGT

09.08.2016 | 12:34

UGT ha cifrado en 60.847 millones la cantidad que la Seguridad Social ha dejado de ingresar en los últimos cinco años a causa de la destrucción de empleo, la precarización de las condiciones laborales y las bonificaciones y reducciones en las cuotas de cotización que pagan las empresas. Así lo ha expresado la vicepresidenta general del Área Externa de la UGT de Catalunyaa, Laura Pelay, durante la presentación del informe 'El expolio a la Seguridad Social', elaborado por el sindicato a partir de datos facilitados por la Seguridad Social, que concluye que el Gobierno ha puesto como excusa la crisis y la destrucción de ocupación para "atacar" el sistema de pensiones.

"Este informe busca poner luz al desmantelamiento del sistema de ingresos y al mal uso de la hucha de la Seguridad Social", dijo Pelay, que recordó que durante los últimos cinco años el Gobierno ha dispuesto de casi el 70 % del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, lo que, ha considerado, es un "ataque interesado" para acabar con el sistema de pensiones, "un caballo de Troya" que, a su juicio, está destruyendo el sistema desde dentro.

En su discurso, Pelay advertió de la necesidad de centrar el debate de la insostenibilidad del sistema de la Seguridad Social en los ingresos y no en los gastos ya que, según apuntó, de haberse mantenido las cotizaciones en el 87 % del total de ingresos, el sistema hubiera ingresado 32.966 millones de euros, lo que certifica que el sistema es "suficientemente robusto". Un dinero que, junto a 21.106 millones más que el informe calcula que se han perdido debido al "peso muerto" de las bonificaciones y reducciones en las cuotas que pagan las empresas, y sumados a otros 6.000 millones no ingresados por la no cotización de los empleados por la Ley de Dependencia, suman los 60.847 millones que desde la UGT estiman que se han perdido.

Culpando a los trabajadores
La sindicalista sostuvo además que se está culpabilizando a los trabajadores de la viabilidad del sistema y que se está trasladando el problema a la demografía. Apuntó, sin embargo, que mientras no se acabe con la precariedad de las condiciones laborales todo seguirá igual, ya que las personas no podrán diseñar sus planes de vida y la población seguirá envejeciendo.

Por último, la sindicalista alertó que estamos "ante un pez que se muerde la cola" y que estamos acabando con el sistema de pensiones, que ha definido como una de las mejores herramientas de cohesión social que existen. UGT defiende la creación de nuevas medidas impositivas como solución a la problemática actual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook