La inflación interanual repunta dos décimas en junio hasta el -0,8%

14.07.2016 | 04:21
Un conductor reposta carburante en una gasolinera.
Un conductor reposta carburante en una gasolinera.

El encarecimiento de los carburantes y de la electricidad ha atenuado dos décimas en junio la caída interanual del índice de precios de consumo (IPC), hasta el 0,8 %, con lo que suma ya dos meses de tendencia alcista que los expertos prevén que se mantenga si el precio del petróleo sigue en los niveles actuales.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó ayer el dato adelantado el pasado 29 de junio, con lo que el indicador general suma ya once meses consecutivos sin registrar una tasa positiva.

El Ministerio de Economía y Competitividad destacó que el IPC en España se mantiene por cuarto mes consecutivo un punto porcentual por debajo de la inflación de la zona del euro, lo que tiene efectos favorables sobre la competitividad y las exportaciones.

Al respecto, la patronal CEOE recordó ayer que cualquier deterioro de la competitividad supondrá una limitación para la recuperación de la economía española, por lo que insistió en continuar con la moderación salarial.

Por el contrario, los sindicatos UGT y CCOO interpretan que el IPC negativo es un signo de debilidad de la economía, por lo que reclaman mejores sueldos para mejorar el poder adquisitivo de la ciudadanía y contribuir al crecimiento económico.

Frente al descenso del indicador general, la inflación subyacente (sin contar con la energía y alimentos frescos) se ha mantenido en positivo y ha subido el 0,6 % interanual, una décima menos que el mes anterior, por la desaceleración de los precios de los alimentos elaborados. Los grupos que más han influido en la moderación de dos décimas de la tasa interanual del IPC han sido el transporte, debido fundamentalmente a la subida de los precios de los carburantes y lubricantes; la vivienda, por el incremento de los precios de la electricidad y por una menor bajada del gas; y el ocio y la cultura, por la mayor subida del precio de los viajes organizados. En sentido contrario, los grupos que han tirado a la baja del IPC han sido el de alimentos y bebidas no alcohólicas, por el abaratamiento del pescado fresco y los aceites; el de otros bienes y servicios, por la menor subida de los seguros; y el de hoteles, cafés y restaurantes, porque los hoteles y otros alojamientos aumentaron de precio menos que hace un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook