Los concesionarios elevarán un 10% ventas en 2016 y 8% en 2017

13.07.2016 | 04:21
Vehículos expuestos en un concesionario implantado en Terrassa.
Vehículos expuestos en un concesionario implantado en Terrassa.

Los concesionarios catalanes prevén aumentar un 10% sus ventas en 2016 y un 8% en 2017, registrando un incremento total del 18% en los próximos dos años, según las estimaciones de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). En concreto, esta patronal del sector de la automoción sitúa en un 9,87% el porcentaje de crecimiento de las ventas en los concesionarios catalanes en 2016, en línea con el crecimiento del 10,42 % que augura en el conjunto de España.

Este es el escenario que dibujaron ayer las patronales del sector en el transcurso de la V Jornada de Automoción de Barcelona, que se celebró en la escuela de negocios Esade, organizada por la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), la Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor (Fecavem) y Esade Alumni.

Por regiones, se espera que el crecimiento de las ventas durante 2016 en la provincia de Barcelona ascienda al 11,17%, al 4,69 % en Girona, al 7,38% en Lleida y al 5,23 % en Tarragona. Asimismo, Faconauto prevé que se incrementen en un 8,40 % las ventas en Catalunya durante el año 2017, mientras que en España se espera que este crecimiento sea del 6,08 %. Aunque el resultado en Catalunya mejore respecto al de 2016, por provincias se espera que el crecimiento sea del 8,86% en Barcelona, del 7,5% en Girona, del 5,51% en Lleida y del 6,43 en Tarragona.

Expectativas en España
En total, en 2015 se vendieron en España un millón de vehículos y se prevé que la cifra ascienda a 1.142.000 unidades en 2016 y a 1.200.000 automóviles en 2017, en consonancia con el crecimiento estimado por la patronal. En opinión del presidente de Faconauto y Fecavem, Jaume Roura, estos datos constatan la mejora de un sector en el que, según apuntó, "el mercado funciona algo mejor", aunque destacó que los concesionarios catalanes, especialmente en las provincias de Girona, Tarragona y Lleida, "presentan unas previsiones por debajo de la media", por lo que añadió que tienen "un gran potencial de crecimiento". Por otro lado, Roura indicó que los concesionarios tendrán que afrontar el segundo semestre ya sin el Pive, lo que también añade cierta incertidumbre. En sus cuatro años de vigencia se han achatarrado un total de 115.419 coches con más de diez años de antigüedad en Catalunya.

Al respecto, la patronal recordó que los planes Pive han generado una recaudación fiscal en España de alrededor de 5.000 millones de euros, de los que 875 corresponden a Catalunya. "Lo primero es que haya un Gobierno estable que pueda desarrollar su acción en el tiempo y tomar las decisiones para que se siga creando empleo. No se puede perder tiempo en abordar el acuciante problema del envejecimiento del parque automovilístico nacional, cuya edad media se acerca a los 12 años. Los Pive han demostrado su eficacia en todos los sentidos y, desde la patronal Faconauto, consideramos clave darles continuidad con un plan estructural para retirar los coches antiguos, menos seguros y más contaminantes, de la circulación", añadió el presidente de la patronal.

Respetar el medio ambiente
Durante el evento, al que asistieron cerca de doscientos empresarios del sector de la automoción, Roura también hizo hincapié en esa necesidad de renovar el parque automovilístico con el fin de potenciar una conducción "segura" y "respetuosa con el medioambiente". En este sentido, Roura mencionó que las previsiones de ventas de coches de segunda mano indican que, a finales de 2016, la cifra decrecerá un 0,10% en Catalunya, mientras que registrará un incremento de sólo el 0,63% en el conjunto de España. Por otro lado, Roura hizo referencia a la contribución del sector a la ocupación, ya que, según señaló, "genera puestos de trabajo estables y de larga duración".

Durante la jornada, se discutió también sobre la importancia que va tener para los concesionarios la digitalización y herramientas como el Big Data para que el sector pueda afrontar los retos que vienen en un futuro inmediato, así como para impulsar la rentabilidad de los concesionarios "que a día de hoy es claramente insuficiente si tenemos en cuenta la responsabilidad y las estructuras que soportamos", indicó Jaume Roura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook