Leitat e Indulleida mejoran la calidad de los zumos

12.07.2016 | 04:20
El investigador Xavier Simón durante el desarrollo del proyecto en los laboratorios de Leitat.
El investigador Xavier Simón durante el desarrollo del proyecto en los laboratorios de Leitat.

La concentración de alimentos líquidos, como zumos y purés, es un proceso de gran importancia dentro de la industria alimentaria ya que impacta no sólo en la estabilidad y en la calidad del producto, sino también en los costes derivados del transporte, manipulación y almacenamiento. Además, estos procesos llevan asociado un gran consumo energético.

Actualmente, este tipo de concentraciones se llevan a cabo básicamente mediante procesos térmicos de evaporación. Las evaporaciones son grandes consumidoras de energía, además de afectar negativamente al perfil organoléptico de los productos concentrados tales como el aroma, color o textura e incluso inducir a la pérdida de valor nutricional y sensorial.

Con el fin de mejorar la calidad y la estabilidad de los alimentos líquidos se formuló el proyecto Osmodir, que nació del interés constante por parte del departamento de I+D de Indulleida S.A. en mejorar sus productos y procesos productivos, en estrecha colaboración con la división de medio ambiente y biotecnologías del centro tecnológico terrassense Leitat. Indulleida es una empresa creada por los productores de fruta de la zona de Lleida y Huesca en 1980.

La osmosis directa es una tecnología de filtración innovadora, originaria del tratamiento y purificación de aguas, que presenta grandes ventajas debido a sus condiciones suaves de operación en comparación con otros procesos convencionales al no precisar de temperaturas o presiones elevadas

Mejores propiedades
De esta forma, se pueden obtener productos concentrados con mejores propiedades organolépticas y satisfacer un mercado cada vez más demandante de productos con menor impacto de la etapa de procesado. Sin embargo, la osmosis directa emplea soluciones extractoras u osmóticas capaces de deshidratar los alimentos a concentrar. Como consecuencia del proceso de osmosis directa, las soluciones extractoras se diluyen y desde un punto de vista industrial es necesario un nuevo proceso en tándem para reconcentrarlas y reintroducirlas de nuevo al proceso. En efecto, la reconcentración de la solución extractora implica un extra de consumo energético que puede hipotecar la viabilidad del proceso de concentración.

Carácter reutilizable
El proyecto Osmodir tiene como objetivo la concentración de alimentos líquidos mediante osmosis directa empleando soluciones osmóticas reutilizables que no precisan de etapa de concentración adicional. Así, una vez diluida la solución osmótica, se le plantean otros usos dentro de la propia industria alimentaria que permitan su reutilización a modo de simbiosis industrial (interna). El investigador principal del proyecto Osmodir en Leitat, Xavier Simón, explica que "los resultados obtenidos confirman la viabilidad técnica y ambiental del proceso, logrando reducir drásticamente el consumo energético y mejorando la calidad organoléptica de los productos concentrados hasta un 35% en comparación con los productos producidos con las tecnologías actuales".

Asimismo, añade que "estos resultados son altamente prometedores y permiten plantear nuevos retos relacionados con la investigación de la ósmosis directa para la concentración de alimentos líquidos de la industria alimentaria, proporcionando a la sociedad alimentos de mayor calidad obtenidos con procesos más medioambientalmente sostenibles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook