Ficosa servirá retrovisores en EEUU por valor de 449 millones

16.06.2016 | 04:20
Sede de la multinacional Ficosa, situada en Viladecavalls.
Sede de la multinacional Ficosa, situada en Viladecavalls.

La multinacional Ficosa, con sede en la vecina localidad de Viladecavalls, ha ganado cuatro pedidos de dos fabricantes de automoción norteamericanos para la producción de 8.900.000 unidades de retrovisores exteriores en un período de cinco años, cuyo valor total asciende a 510 millones de dólares, unos 449 millones de euros.

Según informó ayer la compañía, tres de estos pedidos se realizarán en la nueva planta de Tennessee (Estados Unidos), que se inaugurará después del verano, convirtiéndose así en los primeros proyectos que gana esta factoría. En total, estos nuevos contratos supondrán la fabricación de 1.700.000 retrovisores exteriores anuales durante un período de cinco años.

Ficosa apuntó ayer que el valor económico de esta producción en la fábrica de Cookeville (Tennesee) será de 460 millones de dólares, aproximadamente 405 millones de euros, y se empezará a fabricar en el primer cuatrimestre de 2018.

La planta de Cookeville, que se espera que esté totalmente operativa a finales de este año, será puntera en los procesos de pintura e inyección gracias a que está equipada con medios productivos de última tecnología.

Además, ha destacado que Ficosa Norteamérica se encuentra actualmente en el proceso de selección de 240 trabajadores de diferentes perfiles como jefes de proyecto, técnicos, ingenieros, operarios y especialistas en recursos humanos. La planta mexicana de Salinas Victoria producirá una cuarta pedido consistente en 80.000 unidades anuales de retrovisores exteriores durante 5 años.

Sector Premium
Este contrato corresponde a un fabricante de automóviles (OEM) estadounidense del sector premium y tiene un valor total de 50 millones de dólares (43,9 millones de euros). La fabricación se iniciará en el último cuatrimestre de 2018.

El consejero delegado de Ficosa Norteamérica, Joan Cañellas, apuntó que estos proyectos "dan un fuerte impulso a la fábrica de Cookeville y no sólo refuerzan el negocio de la compañía en Norteamérica sino que nos permiten ofrecer un futuro mejor y más seguro a nuestros trabajadores".

América del Norte se han convertido, por detrás de Europa, en el segundo mercado más importante de la multinacional, que inició sus operaciones en la región en 1994 y donde produce retrovisores, cajas de cambio y sistemas de frenado. Actualmente, Ficosa cuenta en Estados Unidos con una oficina comercial y un centro de desarrollo, que emplea a 35 ingenieros, en Detroit (Michigan), un centro de producción en Shelbyville (Kentucky) y una nueva planta en Cookeville (Tennessee), que cuando esté a pleno rendimiento sustituirá el centro de Crossville (Tennessee).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook