Barcelona se enfrenta a una semana de paros parciales en los autobuses

06.06.2016 | 04:21
Un autobús con el cartel de servicios mínimos circula por Barcelona durante una huelga convocada en TMB, la empresa pública que gestiona el servicio de metro y autobús de Barcelona.
Un autobús con el cartel de servicios mínimos circula por Barcelona durante una huelga convocada en TMB, la empresa pública que gestiona el servicio de metro y autobús de Barcelona.

La ciudad de Barcelona se enfrenta a partir de mañana a una nueva semana de paros parciales en los autobuses del área de Barcelona, convocados en esta ocasión por los sindicatos mayoritarios, que presionan así a la dirección de TMB para desbloquear la negociación del convenio colectivo.
UGT, CCOO, SIT, ACAT, ACTUB, USOC y PSA, que suman 23 de los 29 miembros del comité, convocan la huelga que pondrá a prueba de nuevo la movilidad de Barcelona, después de que la semana pasada los trabajadores del Metro complicaran los desplazamientos de lunes a jueves, y el viernes lo hicieran los sindicatos minoritarios del autobús.
Con la movilización en el servicio de autobuses, que se llevará a cabo de lunes a viernes, el comité quiere presionar a la dirección para que mejore su propuesta para los próximos años, después de 17 meses de negociación del convenio colectivo.
El principal obstáculo de las negociaciones es la reclamación por parte de los sindicatos de un mayor incremento salarial.
Después de que la asamblea de trabajadores de autobuses rechazara por segunda vez el preacuerdo al que el comité había llegado con la dirección, los sindicatos mayoritarios exigen "un último esfuerzo" a TMB para mejorar su oferta retributiva.
Así, el comité reclama un incremento salarial del 1 % para 2016, del 1,5 % para 2017 y de un 2 % para 2018, frente al 0,5 % de aumento para estos dos últimos años que contemplaba el preacuerdo tumbado por la plantilla.
Las jornadas de huelga de esta próxima semana serán las primeras convocadas por el comité de empresa, ya que tienen el apoyo de la mayoría de los sindicatos, mientras que las que han tenido lugar hasta ahora habían sido convocadas sólo por sindicatos minoritarios, lo que explica que tuvieran una repercusión relativa.
Los paros de la semana que viene y la siguiente (la del 13 al 17 de junio) tendrán lugar los lunes, martes, jueves y viernes en los tramos horarios de 0 a 2 horas, de 8:30 a 10:30 horas, y de 16:30 a 18:30 horas, mientras que los miércoles se ha convocado una jornada de huelga de 11 a 17 horas.
El departamento de Trabajo de la Generalitat ha dictado unos servicios mínimos que supone la circulación del 40 % del servicio habitual en las horas puntas (entre las 6.30 y las 9.30 horas, y entre las 16 y las 20 horas), y del 20 % en horas valle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook