El desempleo se sitúa en el nivel más bajo desde julio de 2009

03.06.2016 | 07:33
La cifra de parados en Terrassa ha bajado en 1.077 personas desde el mes de enero.
La cifra de parados en Terrassa ha bajado en 1.077 personas desde el mes de enero.

Han sido necesarios casi siete años para que la cifra de parados en Terrassa baje de la barrera psicológica de los dieciocho mil desempleados. Al finalizar el mes de mayo el número de personas inscritas en el Servei d'Ocupació de Catalunya en Terrassa era de 17.941. Ésta es la cifra más baja desde julio de 2009. En ese instante habían 17.306 personas que no tenían trabajo. Mayo ha sido el segundo mejor mes del año desde el punto de vista del paro en la ciudad, con una reducción de 350 desempleados, una cantidad algo inferior a los 373 parados que encontraron una ocupación en abril. Tradicionalmente éste es uno de los mejores períodos en el ámbito de la recuperación de puestos de trabajo. En sólo tres meses se han roto la barrera de los diecinueve mil y dieciocho mil desempleados.

En los últimos doce meses se ha producido un descenso de 2.117 parados en la ciudad. En mayo de 2015 la cifra era de 20.058. Un mes después se descendió de las veinte mil personas sin ocupación. Este mes de mayo ha seguido la tendencia positiva que se había establecido en los tres años anteriores. La última vez que el paró creció en Terrassa en el quinto mes del año fue en 2012, cuando habían inscritos en el Servei d'Ocupació 22.995 terrassenses.

Cabe recordar que en la ciudad se mantiene la caída del paro desde agosto del pasado año. Desde que se inició 2016 el desempleo se ha reducido en 1.077 personas. El paro ha menguado un 1,9 por ciento en este mes de mayo y la tasa de desempleo en la ciudad se sitúa en el 17,13 por ciento.

La comarca, a la baja
En el Vallès Occidental también se ha producido un importante descenso del paro en mayo. Al finalizar el quinto mes del año la comarca registra un total de 62.341 parados, 1.345 menos que en abril. De este modo la tasa de desempleo en el Vallès se ha situado en 14,71% de la población activa. En términos interanuales el paro baja un 11,4 por ciento. Con respecto a abril, el desempleo ha caído en 17 de los 23 municipios del Vallès Occidental y con respecto al último año el descenso es absoluto en todas las poblaciones.

En las cifras conocidas ayer de las ciudades del ámbito económico de Terrassa, el comportamiento del paro en mayo ha sido irregular. Rubí ha sido la ciudad que más ha bajado el número de desempleados con 94 personas. Les siguen los quince parados menos de Sant Cugat. En Matadepera se ha producido un importante descenso porcentual de un 4,8% con once personas que han recuperado su ocupación. Rellinars todavía ofrece una cifra superior con un descenso del paro de un 9,4%, con cinco parados menos.

En el resto de poblaciones se ha producido una subida del paro. En Castellbisbal ha aumentado en once desempleados. En Ullastrell hay una subida de cuatro parados, mientras que en Viladecavalls es de dos. En Vacarisses no se ha producido ninguna alteración y se ha repetido en mayo la misma cifra que en abril.

Por debajo de los 4 millones
El paro registrado baja en mayo en 119.768 personas, el mejor dato de ese mes de la serie histórica que empezó en 1996, y se sitúa por debajo de la barrera de cuatro millones (3.891.403) por primera vez en seis años, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Tradicionalmente mayo es un mes en el que el paro desciende debido al inicio de la temporada turística, y la hostelería, con 72.137 nuevos ocupados, es la actividad que crea más empleo. Entre los menores de 25 años, el paro se reduce un 12,4% en tasa interanual, por encima de la media general del 7,7%. Se firmaron 1.748.449 contratos, de los que 145.760 fueron indefinidos (8,3%) y el resto, 1.602.689, temporales, el 91,7%.

Si se compara con abril, la contratación indefinida se reduce ligeramente (0,09%) mientras que la temporal aumenta un 14,8%, pero si se confronta con el mismo mes de 2015, el trabajo indefinido crece el 17% y el temporal un 10,3%.

Por ello y extrapolando estos datos, el perfil del nuevo ocupado sería el de un joven, menor de 25 años, en el sector de la hostelería con un trabajo temporal.

En los últimos doce meses, el paro disminuyó en 323.628 personas con una reducción interanual del 7,68% y lo hizo en todos los sectores, si bien la caída fue más acusada en el sector servicios, seguido por construcción, agricultura, industria e, incluso, el colectivo sin empleo anterior.

Reacciones
Tras conocerse los datos del paro y afiliación, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aseguró que sus pensamientos y sus desvelos siguen estando con quien no tiene trabajo y ha hecho una promesa: "No vamos a descansar hasta recuperar todos" los empleos perdidos durante la crisis.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, consideraba que la caída del desempleo indica que la economía española continúa con su "dinamismo", mientras que para el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, con menor incertidumbre política los datos del desempleo "serían, si cabe, aún mejores".

Los sindicatos UGT, CCOO, CSIF y USO valoraron los datos de paro pero expresaron sus críticas por entender que la precariedad en el empleo podría convertirse en estructural. Así lo manifestó, en concreto, UGT pero también CCOO apuntó al recorte de las prestaciones por desempleo "impuestas por el Gobierno" que, en su opinión, están causando un "gravísimo deterioro en la protección a los parados", con una tasa de cobertura en abril del 52,9%, un mínimo histórico. De hecho, esta cobertura es 2 puntos menor que la del mismo mes de 2015, cuando fue del 54,4%, lo que implica que casi la mitad de los parados no cobra ninguna prestación, según la fuente.

La patronal Ceoe valoró el descenso del paro y aseguró que los datos de mayo se trata de "un nuevo avance" en el proceso de recuperación de la actividad económica y del empleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook