La mejora "macro" no llega a la calle

23.05.2016 | 04:21

El crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Catalunya en 2015 fue del 3,4%, 14 décimas más que en 2014. Catalunya es la primera economía de España en volumen de PIB. En este sentido, uno de los indicadores de la profundidad de la crisis económica es la variación del valor añadido bruto (VAB) en los territorios. La variación del VAB en Catalunya en 2014 (no hay datos por comarcas de 2015) registró datos positivos de crecimiento en prácticamente todas las comarcas a excepción de las de Ribera de Ebro (-7,22%), Terra Alta (-2,37%), Tarragona (-0,53%), y Alt Penedès (-12,03%). La tendencia en 2014 fue de recuperación, y en 2015 continuó mejorando. Es destacable, se señala en el estudio de CCOO, que entre las comarcas que más incrementan su VAB están las más industrializadas del Área Metropolitana: el Vallès Occidental y el Vallès Oriental y el Baix Llobregat. Sin embargo, la realidad en el aspecto social es que esta recuperación macroeconómica viene apalancada por la enorme temporalidad de la contratación que dificulta la estabilidad de los puestos de trabajo, y por unas malas condiciones laborales con muy bajos salarios. "La mala calidad del empleo es en sí un freno para la recuperación del consumo privado, y una dificultad a la hora de solidificar el crecimiento de las empresas", dice el estudio presentado ayer. Por otro lado, Catalunya necesita reorientar " sectorialmente el conjunto de la economía para fortalecer su base productiva y la apuesta claramente debe ser por una reindustrialización".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook