Las cámaras de comercio piden un trato justo en materia de infraestructuras

23.05.2016 | 04:21
Representantes de los comités ejecutivos de las cámaras de Terrassa, Sabadell y Manresa, que se reunieron en nuestra ciudad para analizar la actual situación económica.
Representantes de los comités ejecutivos de las cámaras de Terrassa, Sabadell y Manresa, que se reunieron en nuestra ciudad para analizar la actual situación económica.

Las cámaras de comercio de Terrassa, Sabadell y Manresa reivindican el potencial económico y empresarial de las comarcas del Vallès Occidental y el Bages, que representan el 13,8% del Producto Interior Bruto (PIB) catalán y cuentan con 76.726 empresas (ver recuadro). En un comunicado conjunto, los comités ejecutivos de las tres cámaras, que se reunieron el pasado miércoles en la sede corporativa de la entidad egarense, aseguran que seguirán trabajando en actuaciones que garanticen la "competitividad" del tejido empresarial de la zona, velando por la movilidad, el estado de las infraestructuras, la gestión de los polígonos o las nuevas áreas de desarrollo comercial.

Asimismo, se puso en valor el modelo de trabajo de proximidad de cara a la próxima Ley de cámaras de Catalunya, y se destacó que el Vallès es la segunda centralidad del área de Barcelona y la sexta de Europa, con una conexión "estratégica" por carretera. Además, las cámaras remarcan que las dos comarcas concentran un total de 1,1 millones de habitantes y más de 400.000 puestos de trabajo, y reclaman un trato adecuado a nivel de infraestructuras locales al tratarse de comarcas "claramente" industriales. Por otro lado, las tres entidades acordaron reclamar a las administraciones pertinentes que trabajen "profundamente" para impulsar el corredor mediterráneo.

La B-40 y Cercanías de Renfe
En cuanto a las infraestructuras, las tres entidades acordaron reclamar a las administraciones pertinentes que se trabajen profundamente para impulsar una de las infraestructuras primordiales y fundamentales para el desarrollo económico y empresarial: el corredor mediterráneo. Asimismo, también se pide a las administraciones que se adelanten los calendarios de la B-40 entre Abrera y Viladecavalls y su enlace con la C-16 con el objetivo de ganar un año respecto al calendario previsto actualmente. También exigen a Adif mejoras en Cercanías de Renfe, concretamente, que la línea de pasajeros que une las tres ciudades con Barcelona disponga de algunos trenes que se consideren de carácter regional (que sólo se detenga en los citados municipios) y permitan reducir sensiblemente los tiempos de viaje en varios trayectos al día, teniendo prioridad de paso sobre los alrededores. Todo eso "mientras Adif no ejecute las mejoras de desdoblamiento y túneles reiteradamente reclamadas y promesas". Siguiendo con las infraestructuras se plantea que de la misma manera que se ha decidido invertir en un nuevo carril entre Terrassa y Cerdanyola en la C-58, se invierta también en más bonificaciones acumulativas por los usuarios frecuentes del peaje de San Vicente de Castellet en la C-16, dada la negativa de desdoblar la C-58 hacia Castellbell y la C-55 de Manresa en Abrera.

Oferta comercial equilibrada
La perspectiva de crecimiento moderado del consumo está en contraposición a la dinámica que se percibe en el interés de llevar a cabo inversiones en oferta de carácter comercial, especialmente concentrada en zonas que incluso han tenido recalificaciones para posibilitarlas. Las cámaras son partidarias de velar por un crecimiento de esta oferta más equilibrado para evitar que se produzca un efecto burbuja en torno a estas inversiones y se rompa el equilibrio entre los diferentes modelos comerciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas