El proyecto Betitex avanza para conseguir tejidos antichinches

12.05.2016 | 04:23
Representantes de las distintas entidades europeas que participan en el proyecto Betitex.
Representantes de las distintas entidades europeas que participan en el proyecto Betitex.

Los socios del proyecto europeo Betitex, que persigue crear nuevos materiales textiles técnicos y que coordina el Institut Industrial de Terrassa, con la participación del centro tecnológico egarense Leitat, se reunieron en Praga (República Checa). Durante el encuentro, los socios de esta iniciativa discutieron los resultados obtenidos hasta la fecha y planificaron las tareas a desarrollar durante los próximos seis meses, hasta la finalización del programa en octubre de este año.

El resultado final de Betitex será un prototipo de material textil que proteja de las picaduras de chinches y garrapatas. Este prototipo será la base para desarrollar los nuevos productos finales, como cobertores de colchón o tapicería antichinches o prendas para actividades de exterior antigarrapatas. Betitex es un proyecto de investigación y desarrollo que se inició el 1 de noviembre de 2013, con una duración de 36 meses. Está cofinanciado con fondos del séptimo Programa Marco de la Unión Europea y tiene un presupuesto total de 1.560.604 euros.

Ocho grupos de trabajo
Su objetivo es obtener materiales textiles capaces de proveer protección frente a chinches y garrapatas, artrópodos de importancia médica y veterinaria en todo el mundo. Se espera obtener una elevada durabilidad del efecto repelente/insecticida. Betitex tiene un total de ocho grupos de trabajo que se desarrollarán durante 36 meses por un consorcio de 11 socios (ver recuadro). En el primer grupo de trabajo se realizó una selección de los biocidas y los materiales textiles a utilizar durante las tareas de investigación y desarrollo. El segundo grupo finalizó en enero de 2015 con un estudio sobre las diferentes metodologías para aplicar los biocidas a los textiles. Actualmente, se están desarrollando las tareas de los grupos 3,4, 5 y 6. En el tercero se está realizando un estudio y definición de la metodología para ensayar los tejidos con efecto anti chinches y anti garrapatas. Y en cuarto, los socios involucrados están tratando y ensayando la capacidad de los materiales textiles para proporcionar el efecto repelente o insecticida. El quinto grupo de trabajo se inició en diciembre del pasado año, con el objetivo prioritario de estudiar la durabilidad del efecto insecticida y repelente de los tejidos tratados.

En este grupo de trabajo el efecto se mide después de varios ciclos de lavado y se realiza una caracterización de los tejidos para definir si el tejido óptimo obtenido es capaz de proporcionar efecto repelente/insecticida sin reducir las características propias del mismo. El grupo 6, corresponde a la industrialización de las soluciones óptimas desarrolladas a escala de laboratorio con el objetivo de demostrar la viabilidad económica e industrial del producto.

Son once las entidades europeas que impulsan este proyecto en el ámbito del textil tecnico. Se trata de cuatro asociaciones empresariales textiles: el Institut Industrial de Terrassa, como coordinador, y Ateval, ambos de España, Clutex , de la República Checa, y Texclubtec, de Italia. También tres centros tecnológicos: Inotex, de la República Checa, el terrassense Leitat (miembro de Tecnio) y Tecnalia. Y finalmente, cuatro empresas, que son Gem´Innov, de Francia, La Industrial Algodonera, de España; Nilka, de Turquia, y Silo&Progress, de la República Checa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas