El creciente fenómeno de la coinversión triunfa en Europa

11.05.2016 | 04:22
Antoni Abad y Albert Colomer, presidente y director de la red Banc, en el foro de Philadelphia.
Antoni Abad y Albert Colomer, presidente y director de la red Banc, en el foro de Philadelphia.

La tendencia a la coinversión crece en Europa. En este escenario de post-crisis financiera, muchos países y regiones han experimentado vías para impulsar y generar nuevas empresas con el apoyo financiero de los inversores privados (BA) y redes de "ángeles inversores". Así lo aseguró Antoni Abad, presidente de la red de inversores privados Banc, en la cumbre anual de la Angel Capital Association (ACA) en el Centro de Convenciones de Pennsylvania (EE.UU), en el marco del International Exchange Workshop. Los encuentros anuales de la ACA son el evento más importante del mundo para los Business Angels, en el que se dan cita centenares de miembros de la asociación, inversores acreditados provenientes de distintos países del mundo y profesionales en el ecosistema start-up.

Abad, también máximo responsable de la patronal terrassense Cecot, ofreció una visión general sobre el panorama Business Angel a nivel español y europeo, destacando junto con el director de Banc, Albert Colomer, los logros y resultados de la gestión de la primera red de inversores privados de estas características en España.

Desde su creación, Banc ha inyectado 9,7 millones de euros en el patrimonio de 53 proyectos: 7,9 millones de euros provenientes de 92 Business Angels y 1,8 millones aportados por los propios fundadores. "En España, como en otros países europeos, las redes de Business Angels son protagonistas del crecimiento económico y los Gobiernos empiezan a estar concienciados de la importancia, la repercusión y el beneficio que genera la existencia de estas redes", afirmó Abad ante una audiencia con participantes de veintitrés naciones. Durante su intervención, Abad y Colomer destacaron los logros conseguidos en el camino de generación de un ecosistema emprendedor a través del último caso de éxito, Minoryx Therapeutics, empresa especializada en fármacos para enfermedades denominadas como "raras".

Dos rondas de financiación
En el 2011, tres Business Angels, inversores de Banc, financiaron Minoryx con la aportación de capital semilla usando el mecanismo de desgravación fiscal en su renta personal. Este año recibió una nueva ronda de inversión de 19,4 millones de euros, una suma de aportaciones de nuevos inversores. "Todavía queda mucho camino por recorrer pero los resultados y la tendencia a día de hoy nos confirma que vamos en la dirección correcta", concluyó Abad. A nivel europeo un número significativo de países ofrecen incentivos fiscales para los inversores, según el informe de la OCDE publicado recientemente sobre las políticas sobre financiación de empresas de innovación, siendo considerada la principal aportación pública al crecimiento empresarial y al fomento de los Business Angels.

En este sentido, "el gobierno debería incentivar la inversión privada mediante la mejora del marco fiscal y regulatorio, homologable al de los mejores países de nuestro entorno. Ésta debería ser una prioridad en la nueva legislatura" reclamó el presidente de la red catalana. Otro dato remarcable es que en el continente europeo los fondos de coinversión han aumentado significativamente llegando a un total de 21 países de la OCDE que ofrecen medidas de apoyo. "Hay un claro reconocimiento de la importancia de la función social y empresarial que los inversores "ángel" desempeñan para el crecimiento económico y del empleo". Debido a su naturaleza, el mercado de inversión en start-ups y especialmente el mercado de Business Angels es difícil de cuantificar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook