Ros exige una política industrial para que el Vallès no sea una "nave en ruinas"

28.04.2016 | 04:22
Josep Santcristòfol y Camil Ros, ayer, en la asamblea que la UGT comarcal celebró en Sabadell.
Josep Santcristòfol y Camil Ros, ayer, en la asamblea que la UGT comarcal celebró en Sabadell.

El Vallès sufre con especial virulencia uno de los problemas "importantes" que afectan a Catalunya y es que "cierran industrias y en el mejor de los casos se instala en la misma nave un almacén de logística", según aseguró ayer Camil Ros, nuevo secretario general de la UGT en Catalunya, en los prolegómenos de la asamblea comarcal de delegados que este sindicato celebró ayer en Sabadell con motivo del próximo Primero de Mayo. "Si en la comarca miramos las industrias que han cerrado y qué hay ahora en su lugar, nos encontramos con una nave en ruinas o un almacén de servicios", dijo Ros, que añadió que "ahora nos enfrentamos a la situación de Delphi pero llevamos unos años en que cada trimestre tenemos un susto en la comarca, ya sea en forma de cierre o de ERE". Por ello, Ros exigió a la Generalitat que "deje de hacer menos propaganda industrial y realice más política industrial, que es el elemento clave para que el Vallès tenga bienestar y la gente pueda vivir bien".

Josep Santcristòfol, secretario general de UGT en el Vallès Occidental, abrió la asamblea criticando la política de la UE en la crisis de los refugiados, y haciendo referencia a la crisis de Delphi en Sant Cugat, que cerrará este año. En este sentido, abogó por reformar la normativa laboral para que "haya los instrumentos necesarios para que sea más difícil que esto pase: ahora, es lo más fácil del mundo". Santcristòfol también se refirió al anuncio de la dirección de Quirón Salud, propietaria de la Clínica del Vallès y del Hospital General de Catalunya, sobre su intención de presentar un ERE para 256 trabajadores, después de que el Govern expulsara estos centros de la red pública.

Quirón sostiene que se trata de las consecuencias del fin de las derivaciones procedentes de hospitales públicos como el Taulí de Sabadell. Al respecto, Santcristòfol, que se mostró partidario de que los recursos públicos se destinen a la sanidad pública, recordó que el Hospital de Terrassa, al igual que el Taulí, posee mayor potencial asistencial que el utilizado actualmente y pueden suplir la función que realizaba el HGC desde la esfera privada. "El Hospital de Terrassa tiene salas cerradas y los quirófanos no abren por la tarde, mientras se están derivando pacientes al HGC. El Hospital de Terrassa está a cinco minutos del Taulí, es público y está a punto de ser intervenido". Este sindicalista anunció, por otro lado, una fuerte oposición al ERE anunciado por Quirón.

Intereses partidistas
En clave española, Ros denunció que los intereses partidistas han lanzado España a una nueva convocatoria electoral. Consideró que los políticos no han estado a la altura de las condiciones dado que han antepuesto sus intereses partidistas al bien común de todos los ciudadanos. "Había las condiciones con mayorías necesarias para que se pudiese derogar la reforma laboral y hacer un giro a las políticas de austeridad, y se ha perdido la oportunidad de trabajar en defensa de los asalariados". En este sentido, destacó que derogar la reforma laboral es básico para poder generar empleo, algo que se podría haber logrado con el entendimiento de las fuerzas de izquierda, dado que "la ciudadanía no puede esperar tres meses más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas