Hungría y República Checa, la meca de las oportunidades

23.04.2016 | 04:22
Empresarios catalanes durante una entrevista de trabajo en el marco de la misión a Hungría y Chequia.
Empresarios catalanes durante una entrevista de trabajo en el marco de la misión a Hungría y Chequia.

La nueve empresas que han participado en la misión comercial que ha visitado los mercados de Hungría y la República Checa han regresado con un total de 87 contactos de negocio. Esta misión fue impulsada por la Cambra de Comerç de Terrassa entre el 3 al 8 de abril. "Las empresas participantes han desarrollado una intensa agenda individual de contactos con empresas ubicadas en Budapest y Praga", dice la cámara de comercio local. Esta misión se ha desarrollado en el marco del Plan de internacionalización (PAI 2016) de las cámaras catalanas y la Generalitat.
Ambos países, que son miembros de pleno derecho de la Unión Europea desde el año 2004, ofrecen una localización geoestratégica privilegiada que favorece la actividad comercial en el centro de Europa. Tanto Hungría, una de las economías más abiertas de la Europa central, como la República Checa, con una sólida fortaleza industrial, conforman dos mercados dominados por una entrada masiva de inversiones extranjeras. Con una notable capacidad productiva en el sector industrial, ambos mercados ofrecen grandes oportunidades de negocio para la industria del automóvil y auxiliares, así como para las industrias del sector agroalimentario o de material eléctrico. También ofrecen expectativas de crecimiento moderado para los sectores farmacéutico, construcción, infraestructuras y medioambiental.

Los sectores con mayor demanda potencial se centran en los que incorporan mayor grado de innovación y tecnología. Se trata de dos mercados maduros que exigen calidad e innovación, mientras que los sectores tradicionales de productos industriales y de consumo ofrecen una cierta saturación y ofrece menores oportunidades de negocio.

Las exportaciones
Las exportaciones catalanas en Hungría y la República Checa representan el 0,6% y el 0,9%, respectivamente, del total. Del total de las exportaciones catalanas en Hungría, el 15% corresponde al sector del automóvil y el 12% en material eléctrico y, en el caso de la República Checa, corresponde a vehículos y productos alimenticios. Prácticamente la totalidad de la inversión catalana en Chequia corresponde al sector de la alimentación.

Con una población de 9,95 millones de habitantes, Hungría es una de las economías más abiertas de Europa central que ha experimentado un crecimiento económico del 2,9% en el año 2015 gracias a las exportaciones y la inversión en obra pública. Por su parte, la República Checa es un mercado de 10,5 millones de habitantes que ha experimentado un crecimiento económico del 4,2% en 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook