Rosell cree que las empresas españolas necesitan dos lustros para recuperarse

20.04.2016 | 15:50
El presidente de CEOE, Juan Rosell, durante su intervención hoy en la clausura la Asamblea General Ordinaria anual de la CEOE.
El presidente de CEOE, Juan Rosell, durante su intervención hoy en la clausura la Asamblea General Ordinaria anual de la CEOE.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, ha señalado hoy que aunque los datos económicos son positivos, la historia reciente de las empresas españolas es de pérdidas por lo que serán necesarios dos lustros para recuperarse de la crisis, "un par de años no es suficiente".
En el discurso de clausura de la Asamblea General, Rosell, que ha agradecido el "inestimable" respaldo de la Corona a las empresas españolas, en especial en el exterior, ha reconocido que España no ha conseguido reducir ni el déficit ni el endeudamiento "y eso puede lastrar la economía en el futuro".
El presidente de CEOE también ha asegurado que España no acaba de aprovechar "los vientos de cola" de la economía mundial, como unos tipos de interés muy bajos "que no serán eternos" o los precios de petróleo, cada vez más asequibles.
También ha dicho que sin reformas el país "cae en el declive" mientras que con reformas se gana competitividad, se crean empresas y empleo.
Rosell ha insistido en que hace falta un "nuevo y largo período de crecimiento" ya que, por ejemplo en empleo, no se han recuperado los datos de 2007.
Además, ha querido dejar claro que, en ese momento, la deuda y el déficit son "los únicos agujeros" de la economía española y esto sólo se soluciona con empresas más competitivas, con un marco proclive al mundo empresarial.
En clave política, Rosell ha apelado por "reinventar el Gobierno" y ha dicho que hay que lograr un "Gobierno no más grande, sino mejor".
El presidente de la patronal ha reconocido que los empresarios no tienen "soluciones milagrosas" para la difícil aritmética política si bien ha insistido en que cuánto antes se resuelva la situación de desgobierno, "mejor".
Rosell ha querido dar un mensaje de confianza a todos los partidos políticos para que haya "un resultado" cuanto antes y ha hecho hincapié en que a los empresarios les interesan en especial los programas políticos, "la hoja de ruta de todos y cada uno de ellos".
Una "hoja de ruta", ha dicho, que no podrá ser muy diferente de lo que los empresarios podrían hacer.
Entre las tareas pendientes en un nuevo marco político, Rosell ha apostado por reforzar las instituciones para que tengan "estructuras sólidas".
"No debemos dar saltos en el vacío pero tampoco dejar las cosas como están" ha señalado al mismo tiempo que ha pedido "regeneración sin ningún tipo de complejos".
También ha abogado por un estado de las autonomías "políticamente eficaz, pero económicamente sostenible".
En definitiva, Rosell ha apostado por una mejor gestión, que se aprovecharía de las nuevas tecnologías, y que redundaría en una reducción del gasto público.
"No se puede admitir el despilfarro consentido" ha comentado.
Ya en el ámbito interno, el presidente de CEOE se ha referido al proceso de transformación, ya culminado por la patronal, que ha permitido simplificar estructuras y equilibrar las finanzas.
Rosell ha apelado a seguir con la "transparencia y honestidad" como única bandera y ha dicho que el código ético "no puede ser un título para quedar bien".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook