La comarca ha recuperado 13.612 asalariados, 637 autónomos y 924 empresas.

24.03.2016 | 04:22
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa. El tejido empresarial se revitaliza tras los años más intensos de la crisis.
Imagen de un polígono industrial situado en Terrassa. El tejido empresarial se revitaliza tras los años más intensos de la crisis.

Sobre un millar de empresas más, mientras el mercado de trabajo creció por encima de los trece mil asalariados. El Vallès Occidental dejó atrás 2015, un año que dibujó una buena evolución económica, aunque todavía la actividad está muy alejada de los años previos a la crisis. En este periodo, por ejemplo, se han perdido casi cinco mil empresas. El observatorio del Consell Comarcal del Vallès Occidental ha publicado el "Flash socioeconómico del cuarto trimestre de 2015" y el "Informe de contratación del segundo semestre".

Estos datos, reseña el estudio, reflejan un balance anual positivo de la evolución del tejido económico por segundo año consecutivo, con aumento de 13.612 asalariados, 637 autónomos y 924 empresas. Durante el segundo semestre de 2015, se registraron 151.480 contratos, el 10,6% de toda Catalunya, lo que supone un incremento del 10,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

Amadeu Aguado, consejero presidente de la comisión informativa de gobierno y servicios generales, afirma que "en el año 2015 se consolidó el cambio de tendencia en la evolución económica iniciado en 2014, después de cinco años consecutivos negativos. A pesar de estos dos años de bonanza, la pérdida de activos respecto al año 2008 es todavía muy importante: 44.878 asalariados, 4.840 empresas y 5.665 autónomos".

Por su parte, Joan Carles Paredes, consejero presidente de la comisión informativa de promoción económica de este mismo consejo, explica que "sigue la tendencia positiva del ritmo de contratación. Pero debemos destacar que continúa siendo una contratación temporal, con contratos de corta duración y niveles de baja ocupación. Todavía hay mucho camino por recorrer para generar puestos de trabajo en sectores innovadores y ocupaciones con más valor añadido". A 31 de diciembre de 2015 estaban registrados en la Seguridad Social 341.968 puestos de trabajo (asalariados y autónomos) y 26.046 empresas, y como se ha comentado, con un aumento absoluto anual bastante considerable: 13.612 asalariados, 637 autónomos y 924 empresas.

La mejora es general en todos los grandes sectores y, destaca, la construcción, con un incremento interanual de puestos de trabajo del 10%, muy superior a la media comarcal del 4,3%. Si bien, en términos absolutos, queda lejos del crecimiento de los servicios a las empresas (5.384 nuevos puestos de trabajos) frente a los 1.879 de la construcción.

Las obras centran su crecimiento en las actividades de construcción especializada, donde se incluyen las instalaciones eléctricas y la finalización de edificios, entre otros, mientras que dentro de los servicios a las empresas destaca el aumento de los servicios técnicos de arquitectura. También tienen un incremento interanual significativo el comercio al por menor, la educación y los servicios de comida y bebidas.

Sin embargo, hay que concretar que el sector de la construcción, durante el ciclo intensivo de crisis (2008-2013), perdió más de la mitad de los puestos de trabajo asalariados, pasando de aportar un 10% de los puestos de trabajo en la comarca en 2008 a un 4,3% en 2015. El peso del sector se sitúa ligeramente por debajo de la media catalana, que es de un 5,8%.

Contratación temporal
En el segundo semestre de 2015 se registraron 151.480 contratos en la comarca, un incremento anual del 10,5%. Aunque este último semestre la contratación indefinida registra un aumento porcentual superior al temporal, como es habitual, la contratación temporal se mantiene predominante, y supone el 87,4% del total de contrataciones realizadas.

Los contratos temporales e indefinidos se distribuyen de distinta manera en el mercado de trabajo, detalla el informe elaborado por el Consell Comarcal del Vallès Occidental. Por un lado, la contratación temporal es más numerosa en el sector servicios, en ocupaciones poco cualificadas y entre personas con un nivel de formación bajo y medio. Y, por otra parte, la contratación indefinida se concentra en los sectores del comercio y la construcción y en ocupaciones de perfil cualificado (empleados de oficina y directores) y nivel alto de formación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas