Los precios siguen en descenso en Catalunya y caen tres décimas en febrero

12.03.2016 | 04:22
El descenso de los precios de los carburantes ha sido determinante en la bajada del IPC de febrero.
El descenso de los precios de los carburantes ha sido determinante en la bajada del IPC de febrero.

El índice de precios de consumo (IPC) bajó un 0,3 por ciento en Catalunya en el mes de febrero respecto al mes anterior y situó la inflación interanual en el -0,5 por ciento. Según datos dados a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto de España la inflación interanual bajó el 0,8 % en febrero, principalmente debido al descenso en el precio de los carburantes y de los alimentos y bebidas no alcohólicas. En los dos primeros meses del año, los precios bajaron en Catalunya un dos por ciento.
En los últimos doce meses, los precios subieron un 1,3% en el apartado de alimentos y bebidas no alcohólicas; un 2,7% en comunicaciones; un 1,1% en la enseñanza; y un 1,7% en hoteles, cafés y restaurantes. También subieron los precios de vestidos y calzados, un 0,5%; ocio y cultura, 0,6% y bebidas alcohólicas y tabaco, 0,1%. Por su parte, los precios bajaron en el último año en Cataluña un 5,1% en vivienda; un 4,5% en transportes, y un 0,1% en medicina.

La variación de los precios en el mes de febrero tuvo como hecho más significativo el descenso en vestido y calzado, 2,4%; en vivienda, un 1,4% y transportes, un 0,6%.

En febrero, los precios subieron un 1,5% en el apartado de comunicaciones; un 0,7% en hoteles, cafés y restaurantes y un 0,5% en ocio y cultura.

A nivel español, la caída del IPC de febrero es cinco décimas mayor que la registrada en enero, cuando la tasa negativa fue del 0,3%. Los grupos con mayor influencia en el descenso fueron los del transporte (que disminuyó su tasa casi tres puntos hasta situarse en el 4,7% negativa) y los alimentos y bebidas no alcohólicas (con una variación positiva del 1,3%, ocho décimas menos que el mes anterior).

Otros productos
También destacó en esta evolución la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, menor que la del año pasado, así como la bajada de los precios del pescado fresco y las frutas frescas, mayores que las registradas en 2015.
A pesar de la bajada de la tasa anual del IPC, subió la tasa de comunicaciones, cuya variación se situó en el 2,7%, un punto y medio por encima de la del mes anterior.
La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó una décima hasta el 1%.

En comparación mensual, el IPC se situó en una tasa negativa del 0,4 en febrero respecto al mes precedente. Entre los grupos con mayor repercusión negativa destacaron vivienda, transporte, vestido y calzado, y alimentos y bebidas no alcohólicas.

La tasa anual del IPC disminuyó en todas las comunidades autónomas, especialmente en Castilla-La Mancha (tasa negativa del 1,4%), Andalucía (1% negativa) y Murcia (0,9% negativa).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook