Carrefour recupera los hípers que vendió a Eroski en Terrassa y Sant Cugat en 2001

02.03.2016 | 04:22
El híper de Eroski, en la calle de Extremadura, posee más de 10 mil metros de superficie de venta.
El híper de Eroski, en la calle de Extremadura, posee más de 10 mil metros de superficie de venta.

El gigante francés de la distribución, Carrefour, anunció ayer la firma de un acuerdo con el grupo español Eroski para la adquisición de 36 hipermercado, así como 8 galerías comerciales y 22 gasolineras adyacentes por 205 millones de euros. En la operación se incluyen todos los hípers Eroski catalanes, y entre ellos, el situado en el sector Montserrat, en Terrassa, y el de Sant Cugat del Vallès, que de esta manera volverán a manos de Carrefour dieciséis años después. La operación también afecta a los centros de Cornellà de Llobregat y Amposta.

Por tanto, si la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Competencia (CNMC) aprueba finalmente la operación sin condiciones, Terrassa volverá a tener dos hípers de la enseña francesa si se cuenta el histórico Carrefour de Can Parellada. Pero esto todavía no es definitivo. Como se trata de una operación a nivel estatal debe ser la autoridad española la que determine, analizando municipio por municipio, si se produce en alguno una concentración demasiado elevada de la misma enseña. Desde Eroski ayer se mostraron muy prudentes sobre el caso de Terrassa. "La operación está sujeta a la revisión de la CNMC y queremos ser cautos", dijo una fuente de Eroski a este diario.

Esta operación es a nivel local, de alguna manera, una vuelta al pasado. La fusión en 1999 de los gigantes franceses de la distribución Carrefour (matriz de Pryca) y Promodés (matriz de Continente) provocó poco tiempo después la reconversión a la enseña Carrefour del histórico Pryca de Can Parellada, abierto en 1978, y del híper que en el sector Montserrat se inauguró bajo la marca Continente en 1997. Sin embargo, esta doble presencia, que generó las protestas del sector comercial tradicional de la ciudad, se prolongó por escaso tiempo.

Desinversión obligada
En septiembre del año 2000, Carrefour fue obligado a desprenderse de uno de sus hipermercados en Terrassa para poder culminar la fusión en España de Pryca y Continente. El plan de desinversión decretado por el Gobierno español también afectó al Carrefour de Sant Cugat, que abrió sus puertas en 1996. Fue precisamente Eroski, cooperativa de distribución del grupo vasco Mondragón, la que a mediados de 2001 adquirió los Carrefour del sector Montserrat en Terrassa, que reabrió bajo su nueva enseña el 30 de agosto de ese año, y el de Sant Cugat, que lo hizo poco días después, en el marco de un plan de fuerte expansión en España. Para ajustar su fusión a la Ley de la Competencia, Carrefour también fue obligada a vender hipermercados situados en Cartagena y Murcia.

Ahora, con la anunciada compra del híper de Eroski del sector Montserrat, Carrefour pasaría a controlar, entre estos dos establecimientos egarenses, alrededor de 23 mil metros cuadrados de superficie de venta en Terrassa. Actualmente, se calcula que en nuestra ciudad, donde el mercado de la distribución ha crecido y se ha diversificado mucho con la entrada de nuevos operadores en los últimos, existen más 150 mil metros cuadrados de superficie de venta en distribución alimentaria. En un comunicado, Eroski aclaró que la operación contempla mantener todos los puestos de trabajo, dado que las condiciones laborales de los empleados serán subrogadas al nuevo operador. Eroski seguirá presente en Terrassa con seis supermercados Caprabo, una línea de negocio que ahora potenciará más, sobre todo a través de franquicias (ver recuadro superior).

Plan de saneamiento
"Con esta operación, concluimos las operaciones de desinversión contempladas en el plan de saneamiento de la red de hipermercados y supermercados", según manifestó ayer la directora de la Red Comercial de Eroski, Rosa Carabel. Es la segunda gran venta de tiendas que cierra en menos de un año, ya que en 2015 traspasó otros 144 supermercados a su competidor Dia. Eran, en general, tiendas situadas en Madrid y Andalucía y la operación se cerró por cerca de 140 millones. Grupo Eroski cuenta con una red comercial en el negocio alimentario de 53 hipermercados, 1.288 supermercados (467 franquiciados), y 19 cash&carry. Por otro lado, esta adquisición permitirá Carrefour aumentar su red de tiendas implantándose en 27 nuevas ciudades en España y fortalecer su posición en el sector alimentación", aseguró la compañía francesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas