Retirar el billete de 500 euros ayudaría a combatir el blanqueo y las estafas, según los Mossos

29.02.2016 | 04:23
Varias personas sostienen billetes de 500 euros falsos durante una protesta.
Varias personas sostienen billetes de 500 euros falsos durante una protesta.

Los Mossos d'Esquadra consideran que eliminar los billetes de 500 euros, que suponen el 30 % de la moneda legal que circula, aunque apenas se vean, ayudaría a combatir las estafas y el blanqueo, según el jefe de la unidad de delitos económicos de la policía catalana, Antoni Mariscal.
En una entrevista con Efe, el inspector Mariscal ha indicado que la eliminación de los billetes de 500 euros facilitaría la lucha contra el blanqueo y podría hacer aflorar el 30 % de la economía que actualmente queda oculta a través de estos billetes, que no tienen equivalente con la moneda norteamericana, cuyo máximo exponente es el billete de 100 dólares.
El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) estudia la eliminación del billete de 500 euros, aunque todavía no ha tomado una decisión, mientras que el presidente de este organismo, Mario Draghi, ha advertido en el Parlamento europeo de que este tipo de billetes se usan con frecuencia para actividades delictivas.
Según Mariscal, la principal salida de los billetes de 500 euros tiene que ver con los delitos de estafa, ya que los grupos organizados, ante el control sobre esta divisa, aprovechan para estafar a víctimas propiciatorias que buscan duros a cuatro pesetas cambiando una suma importante en billetes de 500 por una cifra inferior en billetes más pequeños.
Los estafadores, mediante el método del "rip deal" -una versión sofisticada del tocomocho- dan el cambiazo y le colocan a la víctima billetes falsos, que además incluyen inscripciones como "Disneyland" para que si son sorprendidos "in fraganti" no les acusen también de falsificación de moneda.
De hecho, la falsificación de los billetes de 500 euros es prácticamente imperceptible, como lo demuestra el hecho de que de toda la moneda falsa intervenida por los Mossos d'Esquadra, sólo el 1 % se corresponde con este tipo de billetes, según Mariscal.
Además, se trata de falsificaciones de poca calidad, procedentes en su mayor parte de Bulgaria.
Según Mariscal, los falsificadores se decantan por los billetes de 20 o de 50 euros, que son los más fáciles de colocar, ya que los comercios apenas aceptan billetes de 500 y si lo hacen siempre comprueban que sean de curso legal.
"Es muy difícil que hoy en día alguien te acepte un billete de 500 euros, porque no hay cambio y porque se es más precavido, ya que si te colocan un billete falso comporta que la pérdida no sea la misma que si te colocan un billete de 50", ha indicado.
Por el contrario, los billetes de 500 euros, aparte de las estafas, también son utilizados para el blanqueo, por un motivo evidente: son fáciles de mover y acumular.
Como ejemplo, Mariscal detalla que en un maletín pueden caber hasta cuatro o cinco millones de euros y en una mochila pequeña hasta uno o dos millones, cifra imposible de acumular en tan poco espacio si se usan billetes de 50 o de 200 euros.
"Uno de los motivos por el que se quiere retirar este billete es porque el 30 % de los billetes que circulan son de 500 euros y no está controlados, porque no circulan. No se ve el billete de 500 euros", ha indicado Mariscal.
El responsable de la unidad contra delitos económicos ha destacado que si finalmente se retiran de la circulación los billetes de 500 euros, a los policías les facilitará la labor ya que "sin duda, es un billete que facilita el blanqueo".
"Los bancos están obligados a comunicar cualquier movimiento sospechoso al Banco de España, si quieres cambiar un millón de euros en billetes de 500 euros te abren una investigación, es muy difícil encontrar negocios que cambien billetes de 500, también por la incidencia de los medios electrónicos de pago, es un billete de difícil circulación", remarca el inspector.
Por este motivo, apunta que el billete de 500 no facilita la labor de los policías, por lo que ven de forma positiva que se pueda eliminar de la circulación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook