La inflación cae un 1,7% en Catalunya en enero por el efecto de las rebajas

13.02.2016 | 04:22
Un establecimiento comercial ubicado en el centro de Terrassa anuncia rebajas.
Un establecimiento comercial ubicado en el centro de Terrassa anuncia rebajas.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) cayó en enero en Catalunya un 1,7 %, y los precios se mantuvieron sin variación en los últimos 12 meses, según del INE. En el conjunto de España, el IPC disminuyó en enero el 0,3 % respecto al mismo mes del año pasado debido a la bajada de los precios de la electricidad en el sector de la vivienda, por lo que los precios vuelven a terreno negativo tras haber cerrado plano (0%) en 2015, mientras que la bajada de los precios respecto al mes de diciembre fue del 1,9%.

El grupo con mayor influencia en el descenso del IPC fue la vivienda, con una caída del 6% interanual, casi cuatro puntos inferior a la de diciembre, causada fundamentalmente por la disminución de los precios de la electricidad, frente a la subida que registró en enero de 2015. En la caída del IPC también influyó el menor descenso de los precios del grupo del transporte, que bajaron el 1,9%, debido a que en enero los carburantes y lubricantes disminuyeron menor de lo que lo hicieron el mismo mes del año pasado.

Alimentos y bebidas
En sentido contrario, los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron el 2,1%, tres décimas más que el mes anterior, sobre todo por la subida del pescado fresco, y pese a que las legumbres y hortalizas frescas bajaron de precio. En el grupo de los hoteles, cafés y restaurantes, los precios aumentaron el 1,3%, cuatro décimas más que en diciembre del año pasado. Por otra parte, los precios de consumo bajaron en enero el 1,9% respecto al mes precedente mientras que el IPC Armonizado -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- ha descendido el 0,4% en tasa interanual y el 2,5% en tasa mensual. Los grupos que repercutieron de forma negativa en el IPC mensual fueron el vestido y el calzado, con una caída del 15,3 % por el efecto de las rebajas de invierno, también influyó la vivienda (bajada del 3,5%), el transporte (descenso del 1,8 %), y el ocio y la cultura (caída del 1,9%).

El Ministerio de Economía y Competitividad achacó ayer la caída de los precios en el primer mes del año (hasta el -0,3% en tasa interanual) a la evolución de los precios de los productos energéticos y, en particular, de la electricidad. La patronal Ceoe, por su parte, calcula que, si se mantienen los niveles actuales del precio del petróleo, el IPC podría mantenerse en negativo al menos durante la primera mitad del año, para después entrar en positivo en los meses finales del ejercicio. La organización empresarial estima que, en promedio, la inflación de 2016 podría ser nula, igual que sucedió en 2015, o situarse en tasas "ligeramente negativas", mientras que la inflación subyacente se situará en el entorno del 0,8%.

Dado que la inflación en Europa también está en bajos niveles, Ceoe ha advertido de que cualquier deterioro de la competitividad "supondrá una limitación para la recuperación de la economía española". UGT afirmó ayer que la tasa anual negativa del IPC en enero (-0,3%) "muestra una senda descendente de los precios que refleja claramente una salida de la crisis todavía muy alejada". En un comunicado, el sindicato advierte de que los trabajadores continúan perdiendo poder adquisitivo, lo que, a su juicio, "imposibilita que la economía salga adelante con perspectivas reales de recuperación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook