El mercado marroquí empieza a buscar calidad y no sólo precio

03.02.2016 | 04:22
Los empresarios mantuvieron 128 contactos de negocios en el viaje comercial a Marruecos y Argelia.
Los empresarios mantuvieron 128 contactos de negocios en el viaje comercial a Marruecos y Argelia.

Catorce empresas, tres de ellas de Terrassa y una de Rubí, han participado en una misión comercial a Marruecos y Argelia organizada por la Cambra de Comerç i Indústria de Terrassa, que ha culminado con un total de 128 contactos de negocio. La cámara local atesora una apreciable trayectoria en el desarrollo de acciones en los mercados del norte de África. Ha sido la sexta vez que ha visitado Marruecos, que se está abriendo a productos de más calidad, y la cuarta Argelia. En la misión, que se ha desarrollado en el marco del plan de internacionalización 2016 de las cámaras catalanas y la Generalitat, las empresas participantes desarrollaron una intensa agenda individual de contactos con empresas ubicadas en Casablanca y Argel. De Terrassa tomaron parte Mertalúrgica Sanz, Dena Desarrollos e Intermark. También participó Eco-Fred Rubí.

Marruecos y Argelia son mercados que manifiestan todavía una alta dependencia de los mercados exteriores para el abastecimiento de bienes de equipo y de consumo. La proximidad territorial los hace proclives a expresar especial interés por los productos europeos Los mercados norteafricanos ofrecen altas oportunidades de negocio para las empresas catalanas, especialmente Marruecos (la Unión Europea es su socio económico principal), un mercado que ha experimentado un notable crecimiento económico. Así lo manifiestan la mayoría de empresarios.

Carencias estructurales
Aunque este país todavía ofrece unas carencias estructurales, su proximidad, su proceso de crecimiento y el hecho de que sea netamente importador, ofrece altas oportunidades para vender. En Marruecos, el factor precio sigue teniendo un peso extremadamente determinante.

Gemma Sanz, empresaria de Metalúrgica Sanz y a la vez presidenta de la comisión de nueva industria y sostenibilidad de la Cambra, que ha participado en la misión comercial, avala el factor de oportunidad del mercado marroquí para las empresas catalanas.

"En nuestro caso hemos conseguido diez contactos de negocio, de los que creemos que en un futuro con uno u otro podremos abrir mercado. La principal riqueza del país se encuentra en los fosfatos y la agricultura, en dos sectores que nuestro producto puede encajar perfectamente". En cuanto al aspecto cultural, en general los empresarios afirman que se trata de un país de cultura árabe que manifiesta su carácter multicultural y se muestra especialmente sociable y hospitalario en sus relaciones sociales y comerciales.

Evolución
Marruecos cada vez se muestra más interesado en la adquisición de productos de mayor calidad, aunque tiene en China como principal socio importador. Aún así, ha experimentado una evolución en las preferencias hacia los productos europeos y comienza a valorar la calidad como factor de diferenciación. Existe un importante nicho de mercado en el sector servicios, aunque que los bienes de consumo e industriales también tienen mucha fuerza en la economía marroquí. Por su parte, Argelia es una zona rica en recursos naturales. Mantiene una economía estable aunque ha experimentado una cierta recesión como consecuencia de la caída de los precios del gas y del petróleo. Con un tejido productivo apenas existente, el mercado genera una alta demanda del exterior para todo tipo de productos. Las oportunidades de negocio para las empresas catalanas se centran en el sector de la maquinaria y materiales para la construcción (tanto obra civil como viviendas), aparatos mecánicos y eléctricos (debido a la escasa producción local) transporte marítimo, automóviles y vehículos de transporte, agroalimentaria, plásticos y aparatos eléctricos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook