La construcción está lejos de la normalidad, según los arquitectos

26.01.2016 | 04:22
El Col·legi d´Arquitectes de Catalunya asegura que la construcción todavía está lejos de normalizarse.
El Col·legi d´Arquitectes de Catalunya asegura que la construcción todavía está lejos de normalizarse.

El sector de la construcción y la rehabilitación inmobiliaria en Catalunya se encuentra aún lejos de alcanzar un nivel de "mínima normalidad" y, pese a que se ha consolidado el inicio de la recuperación, requiere de un cambio estructural para impulsarla.Este es el diagnóstico que ha realizado el Col·legi d'Arquitectes de Catalunya tras analizar los proyectos presentados en 2015 de ejecución de obra (visados), obligatorios para poder empezar obras de nueva planta y de gran rehabilitación.

En concreto, el año pasado se cerró con una superficie visada de 2,88 millones de metros cuadrados, cifra que supone un aumento del 26% respecto a 2014, cuando la superficie visada ya se incrementó en un 7,5%, aunque los niveles actuales son los más bajos de los últimos 30 años.

El decano del colegio, Lluís Comerón, advirtió en conferencia de prensa que el crecimiento de 2015 no es sostenido, ya que fue más importante en el primer semestre que en el segundo, y que éste responde en buena parte al visado de proyectos de gran envergadura (más de 10.000 metros cuadrados), algunos de los cuales venían de atrás en el tiempo.

En concreto, estos grandes proyectos suponen el 23% del total y están concentrados en la ciudad y el área de Barcelona, mientras que en el resto de Catalunya el crecimiento no es significativo. Otro signo pesimista, según Comerón, es que el fuerte crecimiento que tuvo la ciudad de Barcelona en 2014 (más del 70%) no se ha mantenido durante 2015, pese a crecer un 15%.

En Girona la superficie visada creció un 6,7%; en Tarragona, un 33,5%; en Lleida, un 20%; y en las Tierras del Ebro, un 53,5%. Excepto en Tarragona, en todas las demarcaciones se observa el crecimiento de los proyectos menores de 10.000 metros cuadrados.

Por debajo de la media europea
"La superficie visada en 2015 sigue aún a niveles bajísimos en todo el territorio catalán y muy por debajo de los niveles de construcción y rehabilitación habituales en el entorno europeo", subrayó Comerón, que calificó la situación de "insostenible" para el sector.

A su juicio, el sector de la construcción está tan por debajo del nivel normal que su recuperación se debe tomar como "una necesidad estricta de crecimiento" pues empieza, incluso, a ser "un lastre" para la recuperación de la economía catalana.

El Col·legi d'Arquitectes reclama a las administraciones públicas políticas claras de impulso de la rehabilitación para cambiar esta tendencia y es crítico con el traspaso de la secretaría de Vivienda de la Generalitat al departamento de Governació, ya que considera más adecuada su adscripción a la consellería de Territori.

Con una política decidida, basada sobre todo en incentivos y desgravaciones, Comerón cree que el sector de la construcción podría aportar entre tres y cuatro puntos más al PIB de lo que hace actualmente, con la consecuente creación de empleo.

En este sentido, planteó como objetivo que este ámbito alcanzar una producción de 20.000 viviendas al año en un período de entre 3 y 5 años.

Obra nueva
En términos absolutos, la obra nueva es la que continúa experimentando una subida más importante, del 33%, situándose cerca de los 1,8 millones de metros cuadrado visados, y la de rehabilitación también crece, al alcanzar cerca del millón de metros cuadrados, con un incremento del 18%.

La recuperación de la vivienda (con 6.351 pisos o casas visadas) crece más que la no vivienda, ámbito en el que se incrementa el uso comercial, como consecuencia de grandes proyectos como el "outlet" de Viladecans (94.000 metros cuadrados) y la reforma y la ampliación de les Glòries de Barcelona (56.000 metros cuadrados), así como un edificio comercial en Sant Feliu de Llobregat (22.000 metros cuadrado).

Aunque las 6.351 viviendas visadas suponen un incremento del 47% respecto al 2014, la cifra está aún muy lejos del resto de países europeos y el Col·legi d'Arquitectes de Catalunya cree que se debería triplicar la actividad para llegar a los niveles de Alemania, Países Bajos o Reino Unido. Ámbitos como el de la sanidad, la industria y la educación continúan además cayendo, según el informe de obra visada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook