La huelga de ambulancias se amplía un día más y se convoca del 11 al 14 de febrero

22.01.2016 | 04:22
Personal de ambulancias en los accesos a urgencias de Mútua de Terrassa.
Personal de ambulancias en los accesos a urgencias de Mútua de Terrassa.

El comité de empresa de la UTE Falck-AmbulànciesVallès, nueva concesionaria del servicio en Terrassa y el Vallès Occidental, decidió ayer realizar cuatro días de huelga (una jornada más de las tres anunciadas inicialmente el pasado martes) para protestar contra el despido de ocho trabajadores del servicio no urgente. Según fuentes de este comité, los paros se realizarán entre el 11 y el 14 de febrero, es decir, de jueves a domingo. A ellos están convocados los trescientos trabajadores de esta UTE en el Vallès Occidental. Otras zonas en Catalunya donde Falck presta el servicio de ambulancias tienen previsto convocar asambleas de trabajadores para decidir si apoyan solidariamente esta convocatoria y se suman a las movilizaciones. El paro afectará tanto a los servicios urgentes como no urgentes, que quedarán a expensas del decreto de servicios mínimos que debe dictar la Generalitat de Catalunya.

Según las citadas fuentes, el comité, atendiendo la decisión de las asambleas de trabajadores celebradas el pasado martes, exigirá a la empresa la readmisión de los empleados despedidos. "Mañana -por hoy- tenemos prevista una reunión con la dirección pero para abordar otros asuntos de coordinación. Sobre la huelga nos emplazaremos directamente a la mediación", comentaron esas fuentes.

La empresa, tal y como informó ayer este diario, justifica la reducción de personal debido a la unificación de las zonas de Terrassa y Sabadell en un único lote (el Vallès Occidental) en el último concurso de concesión. Esta reorganización ha supuesto que Santa Perpètua de Mogoda dependa ahora del lote del Vallès Oriental, que gestiona Falck en solitario. La compañía también argumenta que gracias a la implementación de un nuevo sistema de gestión se coordinan mejor los servicios y que se ha registrado una "ligera caída" de la actividad.

Hechos consumados
El comité no comparte estos argumentos y especialmente el último debido a los pocos meses que lleva en funcionamiento la nueva concesión. Además el comité denuncia la política de "hechos consumados" que ha "evidenciado" la empresa con unos despidos que la plantilla sólo conoció en el momento en que se produjeron. El comité no está de acuerdo con que la empresa prescinda de personal cuando el servicio, tras unos inicios difíciles, aún no está "consolidado" y todavía se registran demoras en los servicios no urgentes. Esta UTE es la responsable del servicio en el Vallès Occidental para los próximos diez años. El departamento de Salut de la Generalitat adjudicó el pasado abril este servicio en el conjunto de Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook