Las ventas de motos culminan el mejor año desde 2011

16.01.2016 | 04:22
Las ventas de motocicletas en España han crecido un 18 por ciento durante el pasado año.
Las ventas de motocicletas en España han crecido un 18 por ciento durante el pasado año.

Las ventas de motocicletas y ciclomotores consolidaron el año pasado su recuperación en España, iniciada en el último trimestre de 2013. Durante 2015, las ventas de vehículos motorizados de dos ruedas alcanzaron un volumen de 147.594 unidades, lo que representa el mejor resultado comercial desde 2011. Las matriculaciones de estos vehículos crecieron así un 18,3% respecto a 2014, según los datos facilitados desde la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor).

Sin embargo, detrás de la estadística fría hay muchos matices. Aunque realmente el mercado mejoró en 2015, el crecimiento "no fue lineal; ha habido marcas que realmente han crecido mucho y otras que han bajado. Pero en general, estamos en una línea de mejoría", comenta Antoni Martínez, gerente de Motos Terrassa, establecimiento fundado en 1983. Además, añade este empresario, gran parte de ese crecimiento es gracias a la gama de motocicletas "más económica". Eso da a entender que realmente "existe demanda, una necesidad" de este tipo de vehículos pero que, mayoritariamente, el cliente opta por la opción que requiere un menor dispendio. Es decir, ciclomotores y motocicletas de 125 cc, o las gamas que las marcas ofrecen como "superofertas". Con ello, los márgenes de beneficio de las empresas del sector también se adelgazan. "Cubierta esta demanda, realmente al sector le interesa que aumente el consumo que ya no responda tanto a una necesidad, sino, por decirlo así, a un capricho. En esto casos, el presupuesto es mayor", añade Antoni Martínez.

En este planteamiento coincide Manuela Julibert, gerente de la también terrassense Motos Jaume. "Estamos en un momento en que una mayoría de clientes busca precio y también las ofertas asociadas que ofrecen las marcas, como por ejemplo, el seguro o la matriculación", comenta esta empresaria terrassense. Reconoce que en 2015 "la venta estuvo más animada" pero, en "nuestro caso el incremento ha sido del seis por ciento". Por lo tanto, muy lejos de ese 18,3% de media que apunta Anesdor. De cara a este año, Manuela Julibert espera que la mejoría continúe aunque todo dependerá, comenta, del clima económico en general y si se mantiene el aumento del consumo. A nivel nacional, el presidente de la asociación Anesdor, Juan Carlos Andrés, achacó esta cifra positiva a la "recuperación económica del país, así como del deseo de los ciudadanos de satisfacer sus necesidades de movilidad con modelos de dos ruedas". Sin dar datos concretos de facturación ni de beneficios de los vendedores, el presidente apuntó que la rentabilidad de los concesionarios ha mejorado "en proporción de la progresión del mercado". El grueso de las matriculaciones del sector lo acaparan las motocicletas. El año pasado, se matricularon en España un total de 131.595 unidades de estos vehículos, lo que es un alza del 18,6%.

Por fin al alza
Respecto de los ciclomotores, Anesdor celebró que la caída de las ventas de este producto "ha tocado suelo" y registra su primer año de crecimiento después de la crisis. Las ventas subieron un 9%, hasta las 15.999 unidades frente a los más de 126.000 ciclomotores que se entregaban en 2007. "Se ha producido un punto de inflexión y esperamos que se mantenga".

En el segmento de las motocicletas, las mayores ventas las concentran las motos de hasta 125 centímetros cúbicos, que representan el 61% del mercado. El año pasado, se vendieron 80.108 unidades, lo que supone un crecimiento del 19,3%.

En este sentido, sin embargo, desde la asociación resaltaron que la mayor tasa de crecimiento se ha registrado en los modelos de cilindradas medias y altas. Sus entregas han crecido un 35% en el año, con 17.486 unidades. Esta venta de vehículos "de mayor valor añadido está incrementando la rentabilidad de los concesionarios", dijo el presidente de la entidad.

Asimismo, apostilló que todo este crecimiento se está consiguiendo "con los esfuerzos comerciales de las marcas" ya que su sector no recibe ayuda externa de ningún tipo. En este sentido, recalcó que "no necesitamos un PIVE sino medidas estructurales y a largo plazo", que incentiven la renovación del parque de motos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas