El Consell Comarcal contrata a once beneficiarios de la RMI

05.01.2016 | 04:22
Joan Carles Paredes, del Consell Comarcal, dio la bienvenida a los nuevos trabajadores.
Joan Carles Paredes, del Consell Comarcal, dio la bienvenida a los nuevos trabajadores.

Un total de once personas que estaban en paro y que recibían la Renta Mínima de Inserción (RMI) han sido contratadas por el Consell Comarcal del Vallès Occidental para llevar a cabo diferentes tareas en municipios de la comarca. Los participantes en estos planes de ocupación empezaron a trabajar el 30 de diciembre y estarán contratados durante seis meses, hasta el 29 de junio de 2016.

De las personas contratadas, diez trabajan en dos proyectos distintos en Castellbisbal, Palau-solità i Plegamans, Rellinars, Sant Llorenç Savall, Sant Quirze del Vallès, Sentmenat, Ullastrell, Vacarisses y Viladecavalls. Otra trabaja en la sede del Consell Comarcal dando apoyo administrativo. El Consell Comarcal ha hecho las contrataciones gracias al programa Treball i Formació, impulsado y financiado por la Generalitat de Catalunya a través del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) y el Fondo Social Europeo.

En Sentmenat y Sant Llorenç Savall, dos de los participantes llevarán a cabo proyectos de fomento del consumo responsable y sostenibilidad. Las ocho personas restantes desarrollarán tareas de peonaje en las brigadas de los municipios dentro del proyecto de mantenimiento y mejora de espacios y equipamientos públicos.

El presidente de la Comisión Informativa de Promoción Económica y Políticas activas de empleo, Joan Carles Paredes, explica que "desde el Consell hemos optado a estos planes de ocupación, de acuerdo con los municipios porque creemos que tienen un gran sentido social y, a la vez, dan trabajo a personas que hacen tareas de gran utilidad en ayuntamientos pequeños". El programa Treball i Formació pretende favorecer la inserción laboral y mejorar la empleabilidad de las personas en situación de paro, en esta ocasión, con una edad preferentemente igual o superior a los 45 años y que sean beneficiarias de la Renta Mínima de Inserción. El programa combina un contrato de seis meses a jornada completa de lunes a viernes y formación transversal para la ocupación que deberá realizarse dentro del periodo contractual.

Las once personas que se han incorporado esta semana se suman a las dieciséis que empezaron a trabajar en noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook