Inmovalero, Sepauto y La tienda de Lolín, morosos "millonarios" del fisco

28.12.2015 | 04:20
La empresa Inmovalero es responsable de promociones inmobiliarias emblemáticas en Terrassa, como las torres del Parc del Nord.
La empresa Inmovalero es responsable de promociones inmobiliarias emblemáticas en Terrassa, como las torres del Parc del Nord.

La inmobiliaria Inmovalero, responsable de proyectos emblemáticos en Terrassa como el Parc Central Segle XXI y el Parc del Nord, es una de las empresas egarenses que aparecen en la lista de "grandes morosos" que el Ministerio de Hacienda ha dado a conocer esta semana. La promotora adeuda a la Agencia Tributaria más de 8,5 millones de euros, según aparece en el documento que este organismo facilitó el pasado miércoles. En la relación de "deudores" hay diversas compañías más de Terrassa, la gran mayoría del sector de la construcción, aunque también del ámbito comercial y la automoción. En gran parte de los casos, se trata de empresas que se encuentran en concurso o que ya han desaparecido.

Es el caso de Sepauto Móvil SA, histórico concesionario de Ford en Terrassa (en la carretera de Montcada) que cesó en esta actividad en noviembre de 2012 después de tres años de dificultades económicas por la crisis. Antes de cerrar, Sepauto se transformó en servicio oficial de Ford, aunque no logró con ello remontar la crisis y acabó despidiendo a todos sus trabajadores. La Agencia Tributaria le reclama algo más de dos millones de euros (2.053.940 euros). También es el caso del desaparecido Blau Centre Especialista de la Llar, que se ubicaba en la avenida del Vallès, y que presenta una deuda de 1.028.692 euros. Este comercio, que cerró en 2006, se dedicaba a la comercialización al mayor y al detalle de artículos para el hogar, textil, decoración, regalo y mobiliario. Además de Inmovalero, en la lista de la Agencia Tributaria aparecen otras constructoras e inmobiliarias terrassenses, como Procon Egara (1.242.604 euros); y Mavial 20 Vallès Sl. (1.116.604 euros).

A la obra civil
También está la constructora egarense Sepisa (1.999.705 euros de deuda con Hacienda), ya desaparecida. Esta empresa, dedicada a la obra civil y que en su última etapa realizó trabajos en proyectos del Fondo Estatal de Inversión local (Feil), sufrió una grave crisis económica que la abocó al cierre hace años. La empresa entró en fase de disolución judicial en noviembre del 2011; ya a finales del 2009 había presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a la totalidad de los 63 trabajadores de su plantilla.

Fue una de las numerosas empresas que se llevó por delante la fuerte crisis que azotó al sector de la construcción. Los impagados, la falta de financiación bancaria y de proyectos pusieron punto y final a esta empresa, que tenía la sede social en la calle de Puigbarral (en una nave que actualmente está abandonada y ha sido pasto de gamberradas y actos vandálicos)

En la lista de Hacienda, también constan cadenas comerciales, como La Tienda de Lolín, con sede central en Barberà del Vallès y que mantiene tiendas en localidades como Terrassa y Sabadell (especializadas en tallas grandes). En este caso, la deuda con el fisco asciende a 1.384.199 euros. En el listado se encuentra, asimismo, la empresa Termoconformados del Vallès Sl. (manipulación y transformación de plástico) y emplazada en la vecina localidad de Viladecavalls. Su deuda asciende a un total de 1.173.285 euros. La Agencia Tributaria publicó, tres días después de las elecciones generales, la identidad de los 4.855 contribuyentes (personas físicas y jurídicas) que deben más de un millón de euros al fisco y aún no han regularizado sus deudas pendientes. La lista de morosos incluye 345 personas físicas con una deuda conjunta de más de 700 millones y 4.510 personas jurídicas con una deuda de 14.900 millones. La deuda total asciende, por tanto, a 15.600 millones de euros.

Sólo un 30%
La lista de morosos publicada en la página web de la Agencia Tributaria sólo representa el 30% de la deuda total pendiente de cobro por Hacienda, que asciende a 52.200 millones de euros, según denunció ayer el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Además, de acuerdo con el ratio de cobro de estas deudas que el Gobierno ha reconocido ante Eurostat, se podrían perder unos 8.834 millones de este listado de 15.600 millones de euros porque la mayoría de los deudores son en su mayoría sociedades que se encuentran en concurso de acreedores y algunas en liquidación.

De esta forma, los técnicos de la citada agencia reconocen que por el mero hecho de hacer pública la lista de morosos no se van a aumentar los ingresos en concepto de deuda pendiente de cobro, ya que estas sociedades no generan recursos suficientes para garantizar el pago de la deuda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas