Cecot plantea la independencia como una solución "si es para un país mejor"

16.12.2015 | 04:24
Representantes de la patronal Cecot y dirigentes de ERC, durante la reunión que mantuvieron ayer.
Representantes de la patronal Cecot y dirigentes de ERC, durante la reunión que mantuvieron ayer.

El presidente de la patronal Cecot, Antoni Abad, insistió ayer en la necesidad de cambiar la situación actual de Catalunya y, en este sentido, añadió que una de las soluciones es tener un Estado propio o nuevas estructuras de Estado "si es para tener un país mejor". Así lo aseguró ayer tras mantener una reunión con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el candidato a las elecciones generales, Gabriel Rufián. Al encuentro, que se celebró en Cecot, también asistió el secretario general de la patronal, David Garrofé. El acto se enmarca en la ronda de reuniones que Cecot mantiene con las fuerzas políticas que concurren a las próximas elecciones. Esquerra expuso sus propuestas en materia económica y de apoyo a las pymes, y la patronal egarense planteó los problemas que considera más acuciantes par a el empresariado.

"Siempre hemos manifestado que el país que tenemos no es el que necesitamos como empresarios y que de esto podemos hablar cuanto antes y ponernos de acuerdo", según Abad, e insistió en que necesitan que las administraciones estén de su lado. En ese punto, Gabriel Rufián afirmó que el Estado ahora mismo está "a la contra" de Catalunya, también para los empresarios, que necesitan un Estado a favor y que, teniendo en cuenta lo que dicen las encuestas, no cree que haya otra forma de conseguirlo si no es con la independencia. Antoni Abad manifestó que "cuando buscan soluciones, hay una entre las muchas que nuestros empresarios contemplan, que es la de tener un Estado propio, y esto ilusiona en la medida que pueda ser una oportunidad para tener un país mejor y un país moderno de verdad". Defendió que cualquier escenario que se coja como solución tiene que tener en cuenta la "competitividad", algo que a su juicio vale tanto en el ámbito profesional como en el colectivo.

Gabriel Rufián, afirmo, por otro lado, que en el debate cara a cara realizado el lunes por la noche por los líderes de PP y PSOE, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez ambos no tuvieron en cuenta a Catalunya al evitar hablar sobre el proceso soberanista catalán.

La principal revolución
Rufián añadió sobre el debate que "estamos ante dos políticos que representan exactamente lo mismo, porque se pelean mucho en los platós de televisión pero después se llevan muy bien en los despachos o, por ejemplo, al pactar el artículo 135 de la Constitución". "Vemos como hay un Estado que le da la espalda a Catalunya -añadió- porque, que no se hable de la principal revolución del sur de Europa que implica un proceso de autodeterminación como el que realiza Catalunya en un debate de 120 minutos, es muy dramático".

A su entender, fue un debate "entre los líderes de dos partidos que aquí son residuales y allí son hegemónicos, esto creo que ya lo dice prácticamente todo".
Recalcó, en este sentido, que "el PP hace mucho tiempo que es muy minoritario en Catalunya, sólo cuenta con algo más del 8% del voto de los catalanes, y el PSOE y lo digo así porque el PSC hace ya mucho tiempo que no existe, va en la misma línea".
Sobre el rifirrafe que mantuvieron en algunos momentos Rajoy y Pedro Sánchez, lo consideró como "teatro del bueno, como dijo alguien en otro contexto".
"PP y PSOE siempre se acaban poniendo de acuerdo en algunas cuestiones, -insistió- y esto va en contra de la gente, por lo que en esto no hay ninguna novedad, y no hay nada que negociar con quien califica de desafío y amenaza el voto de los catalanes y a las instituciones catalanas en sí mismas". Este es el motivo por el cual desde ERC "miramos el debate desde la distancia más absoluta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook