El nuevo convenio de pastelerías acaba con tres años de congelación salarial

04.12.2015 | 04:24
Un empleado en plena jornada laboral en una pastelería situada en Terrassa.
Un empleado en plena jornada laboral en una pastelería situada en Terrassa.

Sindicatos y patronales han firmado el convenio colectivo de pastelería, bollería y confitería de la provincia de Barcelona para el periodo comprendido entre 2015 y 2017, que prevé incrementos salariales del 1% para este 2015, y del 1,25% para 2016 y 2017. Según informó CC.OO, los incrementos salariales se aplicarán en todos los conceptos del convenio, y en cuanto al resto de las cláusulas se mantienen en los mismos términos que el convenio anterior.

La Federación Agroalimentaria de CC.OO valoró satisfactoriamente la firma del acuerdo en materia de salarios, ya que el sector llevaba tres años de congelación salarial, recordó el sindicato. Según explicó a Diari de Terrassa Miguel Ángel Domínguez, secretario general de esa federación, el anterior convenio expiró a finales de 2011 y el texto se había renovado automáticamente, año tras año, sin introducir ningún tipo de modificación.

"La negociación se ha centrado en la recuperación de parte del poder adquisitivo perdido por los trabajadores precisamente porque desde 2011 los salarios no habían crecido", explicó Domínguez. "Durante este tiempo hemos tenido que dar un paso atrás debido a la crisis y esperar a que el contexto cambiara algo para negociar en mejores condiciones", añade este sindicalista. Domínguez afirma que esta actividad ha sufrido la crisis especialmente porque aunque está insertada en el sector de la alimentación, "los ciudadanos no la incluyen en lo que se considerarían necesidades básicas, excepto en fechas muy señaladas". El incremento del 1% pactado para 2015 se aplicará a partir de octubre de este año y, por tanto, no tendrá efectos retroactivos al pasado 1 de enero y no se cobrarán atrasos. Sin embargo, "sirve para la tabla del año que viene, es decir, que el incremento del 1,25% previsto para 2016 se hará encima de ese 1% que se aplica en octubre", comenta Miguel Ángel Domínguez.

El convenio afecta a unos cinco mil trabajadores en toda la provincia de Barcelona, la "gran mayoría mujeres como dependientas en las tiendas; y en gran parte hombres en los obradores". Las negociaciones, que culminaron con la firma del convenio entre UGT y CCOO y el Gremio de Pastelería de Barcelona y Provincia, fueron extensas y tuvieron momentos de "tensión", reconoce este sindicalista.

Momentos complicados
El pasado mes de octubre los sindicatos CC.OO y UGT sopesaron incluso convocar movilizaciones ante la postura "intransigente y poco negociadora" que, en su opinión, mantenía la patronal en la negociación Según aseguró UGT en ese momento, las patronales proponían "más recortes en los derechos" y un mínimo incremento salarial que suponía "un insulto" a todos los trabajadores. Finalmente, manifiesta Miguel Ángel Domínguez, se ha conseguido un incremento salarial que "subsana algo las pérdidas de los últimos años; y además, no se ha tocado ningún derecho contemplado en el convenio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook