Patronales y sindicatos firman un pacto para alentar la recuperación en Catalunya

01.12.2015 | 04:22
Josep Maria Álvarez (UGT); J.Carles Gallego (CCOO); Gay de Montellà (Foment); Josep Gónzalez (Pimec); y Helena de Felipe (Fepime).
Josep Maria Álvarez (UGT); J.Carles Gallego (CCOO); Gay de Montellà (Foment); Josep Gónzalez (Pimec); y Helena de Felipe (Fepime).

Los líderes de los sindicatos y las patronales de Catalunya rubricaron ayer el pacto con el que pretenden contribuir a acelerar la recuperación de las empresas y de los trabajadores hasta 2017. El Acuerdo Interprofesional de Catalunya (AIC) firmado por CCOO, UGT, Fepime, Pimec y Foment del Treball recomienda subidas salariales que dejen atrás la situación de excepcionalidad de los años más duros de la crisis y mecanismos de flexibilidad interna para aumentar la competitivdad de las compañías. "Es remarcable que el acuerdo es fruto del consenso y de la capacidad de negociación de las partes, y esto es algo que valoramos mucho", aseguró ayer David Garrofè, secretario general de Cecot.

El AIC, conocido como el convenio de los convenios, será la guía para los negociadores de convenios colectivos de Catalunya hasta el 2017 y se ha firmado después del pacto alcanzado por las cúpulas del conjunto de España de los sindicatos y las patronales. Pero más allá de su valor como paraguas para la negociación colectiva, los dirigentes sindicales y empresariales confían en su efecto positivo sobre el clima laboral y la paz social, así como en que actúe como una palanca para que la recuperación económica se aprecie con más claridad en la actividad de las empresas y, en consecuencia, también en el bolsillo de los trabajadores. No plantea incrementos concretos de salario, ya que sólo establece que los acuerdos sobre retribución deben tener en consideración el crecimiento de la actividad económica, el aumento del consumo interno y la mejora de la productividad.

Flexibilidad
Asimismo, la flexibilidad horaria se fijará en el convenio del sector. La Reforma Laboral del PP facilita que el 10% de la jornada laboral del trabajador pueda ser modificada según las necesidades de producción. Con el AIC se da más peso a los convenios sectoriales de Catalunya para que fijen la flexibilidad en las empresas. Por otro lado, la vigencia de los convenios se mantiene más allá del año de ultraactividad. En este sentido, el pacto recomienda que todos los convenios sectoriales o de empresa que se renueven incluyan una cláusula para evitar que los trabajadores se queden sin cobertura finalizado el año de ultraactividad -ya que si se tarda más de un año en renegociar el convenio, este desaparece- que fija la reforma laboral. Por ultimo contempla, que la Formación Profesional se pactará entre patronal y sindicatos. Esa flexibilidad de la que dispondrán las empresas no será a cualquier precio, según Joan Carles Gallego, secretario general de CCOO de Catalunya, sino que se aplicará "de forma negociada y no por imposición" como permitiría la reforma laboral. Entre los mecanismos de flexibilidad destacan las bolsas de horas que ya se aplican en grandes empresas industriales como Seat y Nissan y que permiten ampliar o reducir la actividad en función de la demanda y evitar así medidas de ajuste traumáticas. Para Gallego, el nuevo acuerdo "ayudará a que la recuperación llegue a los trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook