BBVA Research prevé que el PIB catalán crecerá un 2,4% en 2016

25.11.2015 | 04:21
Entre este año y el próximo se crearán 167 mil puestos de trabajo en Catalunya.
Entre este año y el próximo se crearán 167 mil puestos de trabajo en Catalunya.

BBVA Research prevé que el PIB de Catalunya crezca un 3,3% en 2015 y un 2,4% en 2016, según el informe Situación Catalunya presentado ayer por Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research y Xavier Queralt, consejero delegado de CatalunyaCaixa del Grupo BBVA. El servicio de estudios de esta entidad pronostica que este escenario de expansión se mantendrá apoyado en los mismos elementos internos y externos que en el semestre anterior, aunque se han advertido síntomas de agotamiento en algunos de ellos, especialmente en la demanda interna, lo que ha confirmado una ligera desaceleración en la actividad en el último trimestre. De confirmarse las previsiones para 2015 y 2016, podrían crearse 167.000 puestos de trabajo en el conjunto de los dos años.

La recuperación de la actividad económica y la creación de empleo alcanzaron su velocidad punta en el primer semestre del año. Lo hicieron apoyadas tanto en la demanda doméstica como también en las exportaciones de bienes y el turismo.

Cuando se compara la contribución al crecimiento de estos componentes con el resto de España, se observa una menor aceleración del gasto de las familias catalanas, que ha sido compensada por el mayor aumento relativo en las ventas de bienes y servicios al exterior. En particular, el turismo mantiene un buen comportamiento que se está viendo favorecido por la demanda de los visitantes residentes en España. Asimismo, las exportaciones de bienes continuaron aumentando en la primera parte del año. A este respecto, el aumento del peso de las ventas al exterior en la demanda agregada es una tendencia que se espera mantener en el tiempo.

El balance de los datos más recientes y la aparición de algunos vientos de cara apoyan un escenario de suave desaceleración, a tasas todavía elevadas, en línea con lo ya previsto por BBVA Research. Las razones de la ralentización van desde una demanda global más débil que podría ser la causa del reciente deterioro en el comportamiento de las exportaciones catalanas, hasta el aplazamiento de algunas decisiones de consumo e inversión.

Cambios de mercados
En el panorama económico internacional la revisión a la baja de las tasas de crecimiento de las economías emergentes y de algunas de las desarrolladas podría afectar negativamente a la demanda de bienes y servicios de Catalunya. Dado que el peso de las exportaciones a China en la región es reducido (1,2% en 2014), el impacto directo de la desaceleración podría ser limitado. Sin embargo, la mayor exposición que muestran otros socios comerciales (algunos mercados europeos importantes como Alemania o Francia, o nuevos destinos de exportación como países emergentes) podría derivar en un impacto superior.

Es posible que una parte del importante aumento del gasto en consumo que están presentando las familias catalanas durante la recuperación se haya producido gracias a una demanda potencial acumulada durante un largo período de incertidumbre. El aumento de dos dígitos observado hasta el primer trimestre de 2015 en algunas partidas del gasto privado como la compra de automóviles, es muy superior a la mejora que muestran la renta bruta disponible o la riqueza de las familias.

La recuperación del consumo ha sido desigual, aumentando en aquellos hogares con ingresos medios o elevados y manteniéndose o incluso reduciéndose en los de menores recursos. BBVA prevé que la recuperación continuará y que la economía seguirá mostrando tasas de crecimiento alrededor del 2,5% en términos anualizados durante los siguientes trimestres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook