LA CECOT CELEBRA SU NIT DE L'EMPRESARI

Abad asegura que el empresariado requiere que haya un Govern "cuanto antes mejor"

11.11.2015 | 04:23
Antoni Abad, durante su intervención.
Antoni Abad, durante su intervención.

El presidente de la patronal terrassense Cecot, Antoni Abad, aseguró anoche que Catalunya necesita que se forme Gobierno de forma urgente. Así lo manifestó durante el acto de entrega de los premios anuales de esta patronal que contó con la presencia de Artur Mas, presidente en funciones de la Generalitat. "Sí, necesitamos Govern cuanto antes mejor, versado en la práctica, experto. Que integre y represente aspiraciones y valores colectivos". El máximo responsable de Cecot, en su intervención en el Auditori-Barcelona ante un millar de personas (representantes del mundo empresarial, económico, político e institucional), afirmó que el empresariado será "implacable" en exigir un "país nuevo, es decir, el que necesitamos, moderno y tan bueno como los mejores". Porque, añadió, "la cohesión social sólo es posible si el país es competitivo, crece su economía y se administran mejor los recursos públicos que entre todos generamos".
Durante acto, Cecot entregó sus tradicionales Reconeixements a un total de doce empresas, además del premio a la trayectoria profesional, que este año ha recaído en Álex Cruz, actual presidente de Vueling, y que sustituirá en abril a Keith Williams como presidente y consejero delegado de British Airways. También galardonó a una empresa centenaria: Calçats Montané, fundada en 1902 y situada en Sant Celoni.
Antoni Abad hizo referencia al proceso independentista, al que esta patronal ha mostrado su apoyo. En este sentido, aseguró que está demostrado que el "buen funcionamiento de las instituciones públicas es un elemento que favorece la actividad económica y genera confianza. Es en este sentido que los empresarios tenemos claro que, en una sociedad democrática, es la voluntad de sus ciudadanos la que crea o modifica la legalidad, y también su interpretación". El presidente de Cecot aseguró que urge un país en evolución y adaptación, con valores y actitudes concordantes con los tiempos actuales. "Incluso la gente de orden sabe que nada es permanente excepto el cambio. Desde los perfiles más moderados, el inmovilismo exaspera porque desestabiliza y el no-diálogo provoca tensión y máxima preocupación. Con argumentos del pasado no se puede defender el futuro". Y en ello lanzó una dura crítica al Gobierno central. "Hay que advertir de la grave responsabilidad que asume quien se vanagloria de tener la llave de la caja, de una caja que no es suya, si castiga a los proveedores de la administración catalana y a nuestros servicios y prestaciones. La situación es inaceptable e inmoral".
Antoni Abad también aseguró que el futuro inmediato no lo construirá la política sola. "Reconocemos su papel y ámbito pero perfilar los detalles del modelo de país que queremos y necesitamos también está en la cabeza de los empresarios. Queremos participar, como se hace en los países a los que queremos parecernos. Porque la sociedad y la sociedad empresarial son determinantes. Queremos ser protagonistas del diseño y de su concreción. Y haremos que pasen cosas. Explicaremos que no podemos adoptar un relato mágico por insensato: sin ingresos no hay gasto ni inversiones."

El enfrentamiento con Foment
El presidente de Cecot hizo también referencia al conflicto que enfrenta a esta patronal con Foment del Treball, aunque no nombró directamente a esta última entidad. Foment ha abierto un expediente a Cecot y amenaza incluso con expulsarla porque está en desacuerdo con la expansión territorial de la patronal terrassense en toda Catalunya. "Pienso que somos hijos del debate institucional de la transición, donde se definió un modelo que incorporaba el rol de los agentes sociales. Pero este papel ha quedado desdibujado por la falta de revisión, por la percepción que tiene la sociedad de nuestras entidades y por el menosprecio de los gobiernos. Está claro que tener reconocimiento legal no supone tener reconocimiento social". Antoni Abad aseguró, asimismo, que la "rebeldía empresarial" no entiende de exclusividad. "Los empresarios de todo el Estado compartimos la diagnosis de que el país no funciona como debería".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook