Estudiantes de Esade en Sant Cugat colaboran con Ferran Adrià

05.11.2015 | 04:24
El prestigioso chef Ferran Adrià participa en el "Creativity For Business Inovation Challenge".
El prestigioso chef Ferran Adrià participa en el "Creativity For Business Inovation Challenge".

Esade Business School y elBulliFoundation, la fundación del Ferran Adrià que desde elBulliLab se dedica al fomento de la innovación, han organizado una competición entre los estudiantes de la escuela de su campus de Sant Cugat con el reto de analizar el proceso creativo de la empresa Roca con la finalidad de obtener su perfil de creatividad y proponer iniciativas innovadoras.

"La auditoría creativa es una herramienta para obtener la mejor eficiencia en la innovación y sobre todo que esta eficiencia dure mucho tiempo", explica Ferran Adrià. Y se pregunta: "¿Cómo es posible que haya auditorías económicas pero no las haya en la innovación?". Así que este "challenge" permite a los participantes "adentrarse en mundo nuevo", como indica el reconocido chef.

La competición organizada entre ambas instituciones, llamada Creativity for Business Innovation Challenge (C4BI), está dirigida específicamente a estudiantes que están realizando sus estudios en el campus de Esade en Sant Cugat. Concretamente participan en el reto equipos de cinco personas formados por estudiantes del Grado en Administración de Empresas (Bachelor of Business Admnistration - BBA), los Masters of Science (MSc) y del MBA indistintamente.

El concepto de auditoría creativa es una novedad dentro del mundo de la empresa y de la gestión. Por ello, un grupo de profesores de Esade Business School y un equipo de elBullifoundation han estado trabajando en la aplicación de la auditoría creativa al ámbito de la empresa y han desarrollado una nueva herramienta que sirve para auditar el proceso creativo de las empresas que quieren innovar.

"Para construir una pirámide de la innovación hay que empezar por responder para qué se innova, lo cual vuelve imposible generalizar un único modelo de pirámide aplicable a todas las empresas", ha señalado Ferran Adrià en Esade.

Oportunidad única
"El C4BI, es una oportunidad única", dice Josep Franch, decano de la Business School de Esade. "El perfil ideal para afrontar este reto es el de una persona interesada en los procesos de innovación y en el desarrollo de las capacidades creativas, y que tenga una mentalidad emprendedora", añade.

Se trata de una actividad voluntaria y complementaria de los cursos que conforman el currículum oficial de los programas, para que los estudiantes pueden experimentar con una nueva metodología desarrollada para comprender los procesos creativos e innovadores en el mundo de la empresa.

La competición, que ha tenido más de trescientos alumnos inscritos e interesados en participar, consta de un total de cinco fases. En el período final, después de conocer la metodología Sapiens de la propia mano del chef de elBulli, los participantes tendrán que completar una auditoría del proceso creativo del proyecto "W + W" de Roca Gallery recurriendo a fuentes de datos secundarias y a opiniones de expertos.

La colaboración entre elBullifoundation y Esade Business School, pionera en este ámbito, pretende poner en valor el proceso de auditoría creativa aplicado en el restaurante elBulli y trasladarlo a los procesos de creatividad e innovación que se desarrollan en el entorno empresarial.

Exposición final
Finalmente, los cinco equipos finalistas formados por cinco estudiantes de Esade cada uno defenderán a finales de noviembre sus conclusiones ante un grupo de expertos en Esadecreapolis. El jurado, compuesto por el propio Ferran Adrià, Xavier Torra, Roca Brand Communication Manager, Josep Franch, decano de Esade Business School y Marcel Planellas, profesor del Departamento de Dirección General y Estrategia de Esade elegirán al equipo ganador.

"No se 'hace creatividad' del mismo modo en que no se 'hace inteligente': la capacidad de hacer cosas creativas se ejerce, se entrena y se puede mejorar", destaca Adrià y en referencia a elBulli añade: "Yo nunca me fijo ni en el género ni en la edad al hablar de innovación: mi patria es el talento. Un buen ejemplo es el propio Bulli, a cuyo proceso creativo sólo incorporamos a tres personas en 25 años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook