Fira de Barcelona genera un impacto anual de 2.624 millones

31.10.2015 | 04:24
Fira de Barcelona genera un impacto anual de 2.624 millones
Fira de Barcelona genera un impacto anual de 2.624 millones

La actividad de Fira de Barcelona genera un impacto económico anual de 2.624 millones de euros, un Valor Añadido Bruto (VAB) equivalente al 1,21 % del PIB de Catalunya y más de 40.500 puestos de trabajo directos e indirectos.
El Congreso Mundial de Móviles (MWC, en sus siglas en inglés), que se celebrará en Barcelona, como mínimo, hasta el año 2023, aporta una cuarta parte de este impacto económico global.
Estos son algunos de los datos que se desprenden del estudio que la escuela de negocios ESADE ha elaborado sobre el impacto económico y social de Fira de Barcelona, consorcio que preside actualmente Josep Lluís Bonet y que está formado por el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y la Cámara de Comercio.

Unos doscientos eventos
El informe, que se ha presentado en el Círculo de Economía, analiza la actividad que la Fira llevó a cabo en plena crisis económica, en el trienio 2012-2014, en el que se celebraron cerca de 200 eventos que reunieron a más de 27.000 expositores directos y unos dos millones de visitantes anuales.
El director del Instituto de Gobernanza y Dirección Pública de ESADE, Albert Serra, autor del estudio, ha cifrado en 2.624 millones de euros el impacto económico anual de la Fira, con un VAB de 2.360 millones, lo que supone el 3,7 % del PIB de Barcelona.
De este impacto económico, cerca del 40 % corresponde al gasto de visitantes y expositores, con un total de 1.021 millones, y otro 53 % (1.403 millones) a la generación de actividad de la propia institución ferial, que cuenta con más de 400.000 metros cuadrados de exposición en los recintos de Montjuïc y Gran Vía.
Albert Serra ha hecho hincapié en que el turismo de negocios contribuye a desestacionalizar el turismo de Barcelona y representa una parte importante del gasto turístico de la ciudad y su entorno.
Ha subrayado, a este respecto, que los salones y congresos profesionales de la Fira atraen cada año más de 260.000 visitantes internacionales, el 40 % del total, y que cada uno de ellos gasta de media más de 300 euros diarios.

Puestos de trabajo
La actividad de la Fira genera asimismo 40.580 puestos de trabajo, el equivalente al 5 % de la población activa de Barcelona, principalmente en los sectores de la restauración (10 %), el comercio (10 %), la hostelería (9 %), el ocio (9 %) y la tecnología (9 %), pero también en otros ámbitos como el transporte (5 %) o la construcción (4 %).
Fira de Barcelona, además, genera anualmente una recaudación fiscal de 782 millones de euros para la Hacienda Pública, procedentes de impuestos como el IVA, el IRPF y el Impuesto de Sociedades.
Más allá de su impacto económico, ha señalado Albert Serra, la Fira contribuye a la cohesión social de Barcelona, actúa como un polo de centralidad metropolitana, impulsa el desarrollo productivo y aporta conocimiento e innovación.
En rueda de prensa, Bonet ha destacado que el estudio pone de manifiesto el peso que la Fira tiene para la economía de Barcelona y su área metropolitana, así como "el papel de motor y dinamizador" que juega y la "dimensión colectiva" de su trabajo.
"Fira de Barcelona es un proyecto de país y un éxito de país que se debe a que todos hemos ido a una", ha resaltado el también presidente de Freixenet, que ha recordado que la Generalitat, el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio han trabajado en estos últimos años en la misma dirección, independientemente del color político de cada institución.
"Si todo el mundo no va junto, pues se fracasa, se tiene que ir juntos", ha manifestado Bonet.
El presidente de la entidad ha remarcado que aunque en los años 90 la feria madrileña Ifema adelantó a Fira de Barcelona y la "dejó sentada", a partir del año 2000 la institución catalana recuperó el liderato "de manera rotunda" y ahora es "el modelo del sistema ferial español".
Por su parte, el vicepresidente del Círculo de Economía y presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha destacado que Barcelona es hoy una marca internacional y un punto estratégico para los negocios y que la Fira es "un referente europeo" en su sector, caracterizada por su capacidad de adaptación a los cambios y su creciente presencia en los mercados internacionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook