Foment estudia expulsar a la patronal Cecot por su "expansión territorial"

20.10.2015 | 17:03
Antoni Abad, presidente de Cecot
Antoni Abad, presidente de Cecot

La patronal catalana Foment del Treball analizará si la patronal vallesana Cecot ha cometido con su "expansión territorial" una posible infracción de los Estatutos de la organización, lo que puede derivar, en el peor de los casos, en la expulsión de la entidad asociada.
El Comité Ejecutivo de Foment ha acordado por unanimidad encargar a su Comisión de Régimen Interno un informe sobre si la configuración y actuaciones de Cecot "entran en conflicto con disposiciones de los Estatutos" de la patronal que dirige Joaquim Gay de Montellà.
Esta Comisión de Régimen Interno tiene como misión principal velar por el cumplimiento de los Estatutos y del Código Ético y de Buen Gobierno de la entidad.
El informe que realice dicha comisión se trasladará a los órganos de gobierno de Foment, que son los únicos facultados para tomar una decisión respecto a Cecot.

Fuentes de la patronal catalana han explicado a Efe que el motivo que ha originado el enfado de Foment ha sido la decisión de Cecot, que tiene su sede en Terrassa (Barcelona), de dar servicio a empresas de fuera de su ámbito de actuación natural -el Vallès-.
Se da la circunstancia, además, de que Cecot, que preside Antoni Abad, celebrará el próximo 9 de noviembre en Barcelona, por segundo año consecutivo, su Noche del Empresario, evento que se celebraba tradicionalmente en la ciudad de Terrassa.

Algunas fuentes, sin embargo, apuntan a que el conflicto entre ambas patronales sobrepasa el aspecto meramente competencial-territorial y se circunscribe en el ámbito político.
Antoni Abad ha defendido públicamente el derecho de Catalunya a decidir su futuro e incluso ha manifestado ver con buenos ojos una hipotética independencia de esta comunidad.
Por contra, Gay de Montellà ha apelado siempre al diálogo entre los gobiernos español y catalán y ha advertido de las negativas consecuencias que tendría para la economía una eventual independencia unilateral de Catalunya.
Sea cual sea el origen de la disputa, lo cierto es que Foment ha dado un paso insólito para determinar si su asociada Cecot ha actuado o no conforme a los Estatutos de la organización empresarial y, en tal caso, adoptar las medidas disciplinarias pertinentes, entre ellas la expulsión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook