Ocho de cada diez nuevos contratos en Catalunya son de menos de tres meses, según UGT

26.08.2015 | 17:49

Ocho de cada diez nuevos contratos cerrados en Catalunya en el primer semestre de 2015, ya sean indefinidos o temporales, tuvieron una duración inferior a tres meses, dato igual al del año anterior, según ha denunciado hoy el sindicato UGT Catalunya
En rueda de prensa, el secretario de política sindical de UGT Catalunya, Camil Ros, ha manifestado que los datos de parcialidad y temporal en los nuevos contratos están creando una situación "muy preocupante".
Además, ha criticado que este tipo de contratación produce "mucha presión emocional e inestabilidad " a los trabajadores, que "no saben si la empresa les renovará el contrato hasta poco antes de su finalización."
Ros ha lamentado también que esta situación "deja a los trabajadores a menester de los empleadores, que pueden aprovecharse y solicitar más horas de trabajo sin previo aviso", lo que comporta "aumentar claramente la precariedad laboral".

Más precariedad
El dirigente sindicalista ha advertido, además, que "la alta contratación en el sector servicios", que ha alcanzado niveles similares a los de antes de la crisis, con 82.591 altas, "está sustituyendo a los nuevos empleos del sector industrial (9.539), con lo eso conlleva: más precariedad."
Ha indicado que la dependencia del turismo "de sangría" no nos llevará a salir de la crisis y ha solicitado nuevas medidas a la administración pública para cambiar el rumbo del crecimiento económico del país.
"UGT exige que la Administración plantee ayudas y apoyo para impulsar nuevas iniciativas en el sector industrial", ha dicho, a la vez que ha afirmado "que se debe derogar la reforma laboral", que ha señalado como la gran culpable de la situación actual.
Asimismo, el sindicato pide, ahora que habrá nuevos comicios electorales, que "haya un compromiso claro para promover políticas industriales y crear empleo digno y estable en este sector" para, así, "acabar con la dinámica de los últimos años".

"La recuperación de la pobreza"
En este sentido, Ros ha sentenciado que "la recuperación económica de la que habla el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es la recuperación de la pobreza en España".
Por otra parte, una de las conclusiones del estudio presentado hoy, que analiza los números de afiliación a la Seguridad Social y de contratación del primer semestre del año, es que aún se deben crear 400.000 puestos de trabajo para alcanzar los datos de hace 8 años, periodo antes de la crisis.
Otro de los resultados de este estudio señala la creación de empleo actual, que tacha de "lenta" y añade que "se centra en los sectores más precarios", a la vez que indica que "los contratos laborales que se firman son cada vez más temporales, más parciales y de más corta duración".
"Lo positivo de estos datos es que desde 2013 no se destruye empleo; lo negativo es qué tipo de empleo se está creando", ha declarado Ros, que, además, ha remarcado que los 102.354 nuevos puestos de trabajo del primer semestre del año "están aún muy lejos de los niveles previos de la crisis".
En lo que al tipo de contratación se refiere, ha lamentado que, en lo que va de año, "el 34,66 % del total de los contratos firmados fueron temporales y parciales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook