CaixaBank gana 708 millones hasta junio y mejora sus resultados un 75%

01.08.2015 | 04:20
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, considera que el último trimestre ha sido "muy sólido" para la entidad.
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, considera que el último trimestre ha sido "muy sólido" para la entidad.

CaixaBank ha obtenido en el primer semestre del año un beneficio neto de 708 millones de euros, un 75% más que en el mismo período del año anterior, tras la integración de Barclays España, y ha reducido su ratio de morosidad hasta el 9%. La entidad ha mejorado sus resultados pese a que a lo largo de este año ha registrado 257 millones de euros de costes extraordinarios asociados a la integración de Barclays, proceso que culminó el pasado mayo, y otros 284 millones vinculados al acuerdo laboral para la extinción de 700 contratos en territorios con excedente de personal.
La entidad ha mejorado hasta junio todos sus márgenes, tanto el de intereses, que ha crecido un 12,6%, hasta 2.270 millones, como el bruto, que lo ha hecho un 21,7%, situándose en 4.564 millones, y el de explotación, que ha alcanzado los 1.970 millones, un 5,8 % más.

Mayor actividad
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha destacado que el último trimestre ha sido "muy sólido" y ha estado marcado por el aumento de la actividad, la mejora sostenida de los resultados y la fortaleza del balance. "Aunque el entorno es difícil, estamos en el buen camino para cumplir los objetivos marcados en el plan estratégico", subrayó en rueda de prensa.

En concreto, la entidad ha registrado un beneficio de 1.160 millones de euros por el negocio bancario y de otros 398 millones por las participadas, mientras que la actividad inmobiliaria ha generado unas pérdidas de 850 millones.

La integración de Barclays ha tenido una contribución mínima en el segundo trimestre, pero CaixaBank espera que en un futuro aporte hasta 163 millones de euros.

Gortázar hizo también hincapié en que la entidad ha logrado reducir un trimestre más su tasa de morosidad, que se ha situado en el 9%, siete décimas menos que en junio de 2014. Sin tener en cuenta el sector promotor, la mora ha bajado al 6,7%."Estamos casi tres puntos por debajo de la media y muy por debajo de mayoría de nuestros competidores", señaló Gortázar, que comentó que el banco ha acelerado asimismo la reducción de los saldos dudosos en todos los segmentos, hasta situarse en 20.115 millones de euros, 2.227 millones menos, sin considerar los 2.232 millones de Barclays Bank.

En cuanto a los créditos sobre clientes brutos, han ascendido a 211.559 millones (+7,3 %) tras la incorporación de Barclays, mientras que la nueva producción de crédito de banca comercial ha aumentado un 43% en relación al primer semestre de 2014.En concreto, el crédito hipotecario ha crecido un 53%, el de consumo, un 27%, y el de empresas, un 68%. Aún así, el saldo crediticio sigue siendo negativo, una situación que Gortázar espera que cambie de cara a 2016: "pensamos que el punto inflexión se producirá alrededor de finales de año".

Por debajo de la media
Gortázar también habló de la decisión de CaixaBank de cobrar dos euros a los no clientes por utilizar los cajeros automáticos, una medida que ha sido secundada por otras entidades, como el BBVA o el Santander, y que ha desatado las críticas de organizaciones de consumidores como Adicae, que ha animado a la ciudadanía a "rebelarse" contra esta comisión. El consejero delegado defendió que su decisión es "muy razonable" y que "no ve sentido" a la iniciativa de Adicae, ya que el objetivo del banco, ha dicho, es ofrecer un servicio "diferencial" a sus 14 millones de clientes.

Crecimiento
Sobre los planes de crecimiento de CaixaBank, Gortázar explicó que el banco quiere focalizar su crecimiento en el mercado español y que descarta, a día de hoy, llevar a cabo adquisiciones en el extranjero. En cuanto a la estrategia que va a seguir CaixaBank en el Banco Portugués de Inversiones (BPI), del que controla un 41 %, después de que en junio desistiera de la opa que había anunciado sobre el cien por cien de la entidad, Gortázar indicó que lo que tengan que hacer o decidir lo harán "de forma cuidadosa" y para ellos mismos, sin "especular más sobre BPI".
Sobre el debate a cerca de Catalunya Gortázar apeló al diálogo entre los gobiernos español y catalán para lograr "un gran acuerdo" que sea beneficioso para Catalunya y el conjunto de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook