Final 4 Hockey

Otra extraordinaria organización del Club Egara

21.05.2019 | 04:00

El fin de semana fue redondo para el Club Egara. No sólo su equipo masculino se proclamó campeón de Liga sino que el club dio otra lección a nivel organizativo. Pese a que era la primera vez que había que pagar en nuestra ciudad para asistir a una competición doméstica, las aficiones respondieron a la perfección. Tanto el sábado como el domingo, las gradas se abarrotaron por completo. Los números oficiales señalan que fueron 1.939 los abonos que se vendieron. A esta cifra hay que sumar los menores de 6 años, que entraban gratuitamente. Las dos mil plazas del campo principal del Pla del Bon Aire se ocuparon por completo. El punto álgido fue la semifinal del sábado entre Egara y Atlètic, en que se vivió una puesta en escena espectacular. También en la final, en que los seguidores del Club Egara estaban en franca mayoría. El color azul y blanco de las bengalas lo inundó todo cuando el capitán Pere Arch levantó el trofeo. Directivos, técnicos, jugadores y aficionados se fundieron en un abrazo colectivo sobre el terreno de juego. Viejas glorias del Club Egara acabaron llorando de alegría viendo levantar la decimoquinta Liga de la historia del club, la segunda en los cuatro últimos años. La fiesta se alargó hasta bien entrada la madrugada en las instalaciones de un Club Egara que el domingo no cerró sus puertas.