Los dos equipos, en el partido de la primera vuelta.
Fútbol. Tercera División

Cordialidad antes de la gran batalla

20.03.2019 | 04:00

El campo municipal de Ca n'Anglada fue el punto de encuentro este lunes entre protagonistas de los dos equipos para analizar, ante los medios de comunicación, el partido de esta noche. Acudieron a la cita los dos entrenadores, Oliver Ballabriga (San Cristóbal) y Cristian García (Terrassa FC) y los jugadores Cristian (San Cristóbal) y Guzmán (Terrassa FC). Cordialidad, buenas formas y elogios mutuos presidieron este acto previo al derbi.

"Jugar un derbi es una motivación extra", señala el defensa del San Cristóbal Cristian, en relación al partido. "Jugamos en casa, con nuestra gente y queremos demostrar quienes somos, un equipo de barrio que está en Tercera División y que tiene mucha ilusión por ganar este partido." Cristian, además, insiste en que la permanencia aún no está en el bolsillo. "Sabemos que no tenemos la salvación hecha. Ellos vienen en una mala dinámica pero también pasó en la primera vuelta y nos ganaron. Cada partido es un mundo."

El defensa del San Cristóbal dice que no van a levantar el pie del acelerador pese a estar casi salvados. "Siempre nos ponemos nuestra presión, cada partido es un reto. Queremos disfrutar de la Tercera División, ir a más cada semana. Somos un equipo joven, competitivo, queremos demostrar cosas. No nos gusta perder y todos los partidos vamos a plantearlos con el propósito de ganarlos. No vamos a caer en la relajación aunque nos aseguremos la permanencia."

Cristian espera una gran entrada pese a que el partido ha caído entre semana. "Sabemos que la gente está ilusionada con el derbi. Imagino que habrá un gran ambiente."

Exigencias
Carlos Guzmán, centrocampista del Terrassa FC, sabe que la exigencia es mayor para su equipo. "Me recuerda al partido de la primera vuelta", admite. "La situación es muy mala, pero hay que afrontarlo sabiendo que es un partido clave." Guzmán recuerda que el escenario actual guarda similitudes con el de la primera vuelta. "La situación es parecida en cuanto a resultados, pero más delicada porque queda menos tiempo. Horta y Sant Andreu no aflojan, pero hay que intentar repetir el resultado de la primera vuelta. Ellos querrán ganarnos, están ya casi salvados pero sabemos que va a ser un partido incómodo."

El jugador terrassista no quiere pensar en las consecuencias de una derrota. "Más que provocar un incendio una derrota reduciría nuestras posibilidades. La dinámica es muy mala, pero hemos demostrado que sabemos hacer las cosas bien. En lo único que pienso es en lo que significaría ganar. Hasta que las matemáticas no digan lo contrario vamos a seguir peleando."