Contraste de emociones en cada equipo

12.03.2019 | 04:00

Alegría y una profunda decepción. El derbi demostró que la línea entre ganar, perder o empatar es tan fina como las emociones que eso genera al término de los 70 minutos de juego. Un contraste que el propio encuentro ofreció a todos y que era palpable al final del encuentro. "Estamos muy decepcionados, muy tristes. Era una final. Ha sido un partido muy igualado, pero miras las ocasiones y creo que nos merecíamos algo más", explicaba un Andreu Enrich abatido al final del choque. Además, el técnico del Atlètic aseguraba que el Egara había hecho un gran partido y que se les escapaba su objetivo. "Con el 2 a 0 tan pronto pueden pasar muchas cosas. El Egara ha jugado un buen partido, ha reaccionado bien. Teníamos el objetivo de quedar sextas y con esta derrota, el Egara ya se nos escapa". Al otro lado, el contraste. Andrew Wilson, moderado, explicaba que el resultado era fruto de un gran trabajo. "El Atlètic ha tenido sus ocasiones, pero lo hemos gestionado bien. Llevábamos semanas trabajando a gran nivel, pero los resultados no llegaban. En esta segunda vuelta sumaremos más puntos", aseguraba el técnico del Egara.