La cara solidaria de una prueba singular

28.02.2019 | 04:00

La Mitja Marató ha dedicado siempre una parte de sus ingresos a proyectos solidarios. Este año, gracias a la colaboración con Caixabank, se promovió una Mitja Virtual que sirvió para obtener ingresos que se han destinado a los proyectos de la Fundació Avan de Terrassa. En el acto de reconocimiento a patrocinadores e instituciones, se hizo entrega de un cheque por valor de 5.000 euros a dicha institución con los que se financiarán programas de rehabilitación a personas afectadas por ictus. Pere Carneado, director de Área de Negocio del Vallès Occidental Terrassa de Caixabank, entregó la aportación a la presidenta de Avan, Cristina Urriza.