Uno por uno

19.02.2019 | 04:00

Dani Lledó. Protector. Pese a los cinco goles encajados fue el mejor de su equipo con intervenciones antológicas que evitaron más tantos.
Chechu. Apto. Cumplió enlas tareas defensiva y colaboró todo lo que pudo en ataque con ganas.
Karim. Afectado. El delantero visitante Toni le causó muchos problemas y tuvo que emplearse a fondo.
Álex Alba. Atareado. Tuvo que emplearse con intensidad ante la insistencia de los contrincantes.
Cristian. Prudente. Trabajó con seriedad pero con menos presencia y tino que en otras ocasiones.
Joan Muntada. Resistente. Fue de los pocos que se mantuvo con firmeza en el centro del campo.
Brian Canalejo. Intuitivo. Fue el atacante más lúcido del equipo y el que no cesó en su empeño por aportar su juego ofensivo.
Sergi Martínez. Irreconocible. No encontró en ningún momento su línea habitual de juego.
Marc Vilajosana. Apocado. Tras unos partidos a un buen nivel, no ofreció sus mejores cualidades.
Kevin. Ofuscado. Intentó aportar su trabajo de siempre pero se mostró lejos de su mejor versión.
Mario. Ausentado. Después de varias jornadas a gran altura, no tuvo su mejor día.
Tom. Consistente. Aportó ganas y actuó con su descaro acostumbrado.
Hassen. Desatinado. No estuvo acertado en las ocasiones de que dispuso.
Víctor. Brioso. Actuó con energía en los minutos que tuvo.