Fútbol femenino
Las jugadoras de Terrassa "B" y Viladecavalls protagonizaron un acto de protesta conjunto.

La Comissió d'Ètica Esportiva i Lluita contra la Violència decidirá sobre el capítulo de los insultos sexistas

14.02.2019 | 09:38

El Comité de Competición de la Federació Catalana de Futbol ha decidido trasladar el expediente del partido femenino entre el Terrassa "B" y la EF Viladecavalls a la Comissió d'Ètica Esportiva i Lluita contra la Violència del propio organismo federativo. Después de evaluar los informes de los clubs y el acta arbitral de ese encuentro, se ha resuelto que sea la comisión de ética quien se pronuncie en relación a lo sucedido en ese encuentro. El Comité de Competición sí ha resuelto dar por acabado el encuentro con el resultado de 1 a 4.
Cabe recordar que el acta arbitral relató que el partido fue suspendido por unos graves insultos de carácter machista procedentes de los jugadores del equipo de veteranos del Terrassa FC, que esperaban el inicio de su partido contra el Júpiter. Esa versión ha sido negada por parte del equipo de veteranos, que sostiene que los incidentes posteriores se produjeron a raíz de una agresión de una jugadora del Terrassa a un miembro de los veteranos.
La Comissió d'Ètica Esportiva i Lluita contra la Violència no tiene competencias sancionadoras, aunque sí puede presentar denuncias ante los comités de competición para que sean tramitadas y sancionados comportamientos contrarios a las normas deportivas.Está formada por 21 componentes y la presidencia de la misma corresponde al presidente de la Federació Catalana, Joan Soteras. Sus miembros proceden de distintos ámbitos, de reconocida solvencia en el mundo del deporte, la seguridad pública o la educación.