Uno por uno

12.02.2019 | 04:00

Ortega. En la primera parte estuvo seguro, aunque en el gol reaccionó tarde.

Dani Sánchez. Sin grandes alardes ofensivos, pero con el nivel de defensivo habitual.

Pallàs. Menos brillante que en anteriores ocasiones, pero por encima del aprobado.

Sergi Valls. Mantuvo un buen duelo con Kuku, del que salió ganador.

Nils. Sobresaliente de nuevo en el lateral. Cada día más afianzado en esa posición.

Guzmán. Con él en el campo el fútbol del Terrassa recuperó su esencia. Brillante, especialmente en el primer tiempo.

Coro. Tuvo intervenciones demérito, aunque le faltó el gol. Lo hizo al final y se lo anularon.

Carreón. Jugó otra vez en el centro del campo y en la banda. Le faltó algo de desequilibrio, aunque no negoció el esfuerzo.

Daisuke. Segovia le sacó un gol. Y eso quizás le penalizó emocionalmente.

Arranz. Muy vigilado por el árbitro, que condicionó su partido.

Serramitja. De lo mejor del Terrassa. Participativo, desequilibrante y presente en las mejores acciones de ataque.

Adri Díaz. Se le intuyen más cosas de las que aún muestra, seguramente por estar en proceso de adaptación.

Toledo. No tuvo un nivel de intervención alto, aunque generó una buena ocasión.

Yaya. Salió al final, pero en esos pocos minutos aportó un buen nivel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook