Ambos técnicos asimilaron el resultado

05.02.2019 | 04:00

"Dominamos desde el principio y tuvimos la suerte de acabar el primer cuarto con dos goles de ventaja. A partir de entonces, fuimos regulando el partido. No hubo muchas incidencias. El control fue siempre nuestro", explicó Patricio Keenan, entrenador del Club Egara. Y añadió: "En la segunda parte bajamos un poco la intensidad. Fue un error. Hay que seguir y marcar los máximos goles posibles. Ellos prácticamente no nos generaron peligro", argumentó. Desde el otro banquillo, Oriol Alcaraz argumentó: "Hemos empezado algo distraídos. Los dos goles encajados nos han condicionado mucho. En el segundo y el tercer cuarto sí hemos estado a la altura, compitiendo de tú a tú con el Egara. Al final nos han metido cuatro goles. Creo que no merecíamos una desventaja tan grande". En relación al futuro del Línia 22, su entrenador comentó: "Nos quedan ocho partidos que serán ocho finales. Es difícil, pero debemos ir a tope en cada partido".