Protesta de las jugadoras del Terrassa femenino y de la EF Viladecavalls tras el incidente con el equipo de veteranos
Fútbol

El Terrassa FC retira de la competición a su equipo de veteranos por los insultos machistas

05.02.2019 | 00:20

El consejo de administración del Terrassa FC ha decidido este lunes por la noche retirar de la competición a su equipo de veteranos. Esta decisión se toma como consecuencia de la polémica suscitada a raíz de la denuncia por insultos machistas a las jugadoras del equipo "B" femenino en su partido del sábado contra la EF Viladecavalls. Los responsables de la entidad citaron este lunes a los responsables de los dos equipos implicados en los incidentes y se decidió la retirada del equipo "de conformidad con lo que establece el régimen interno del club", según se explica en un comunicado. El consejo de administración entiende que las descalificaciones por insultos machistas "son una falta muy grave".
El club añade en su comunicado que continuará trabajando de una forma muy activa y enérgica por la igualdad. "Nos hemos comprometido a avanzar en la construcción de una sociedad y un deporte que camine con unos valores alejados de cualquier tipo de violencia, desde el respeto, el trabajo en equipo, la lucha, el esfuerzo y la superación y lo seguiremos haciendo".
Los hechos sancionados por el club se produjeron en el partido entre el Terrassa "B" femenino y la EF Viladecavalls, de la Segunda Catalana, disputado el sábado en el Camp Olímpic. El encuentro fue suspendido con 1 a 4 en el marcador después de que se produjese un altercado originado por unos insultos machistas de jugadores del equipo de veteranos del Terrassa FC a jugadoras del conjunto femenino del propio Terrassa, según explica el acta arbitral: " iros a la cocina, iros a fregar, sois unas mierdas, sois unas guarras", son algunas de las expresiones que aparecen en el acta. Esas acusaciones han sido rechazadas por los veteranos, que se defienden señalando que sólo pidieron al árbitro que suspendiese el partido entendiendo que había entrado en una dinámica peligrosa en la que se podía producir alguna lesión, lo que fue contestado por una jugadora con una agresión a un futbolista veterano. Las jugadoras del Terrassa y de la EF Viladecavalls protagonizaron un plante en el centro del campo, con técnicos y aficionados, e impidieron que se jugase el encuentro de veteranos.