Del Sferic a la Federació Catalana

02.02.2019 | 04:00

Maria Moltó Fuentes, de 52 años, empezó a relacionarse con el mundo del hockey sobre patines a través de la práctica de sus hijos en esta modalidad deportiva. Ella proviene del mundo del básquet, pero en el Sferic no se conformó con desarrollar el papel de una madre más, sino que ejerció como delegada, coordinadora y directiva. De allí pasó a la Federació Catalana de Patinatge para trabajar en la promoción del hockey sobre patines femenino, tarea en la que destacó de forma especial. Su siguente cometido fue la presidencia del Comitè Català de hockey patines, el organismo que se encarga de las competiciones en este deporte. Y después de tres años en esa responsabilidad recibió el ofrecimiento de asumir la dirección de deportes de los World Roller Games, una tarea ya a nivel profesional en la que está trabajando actualmente. Sus hijos, los que la introdujeron en este escenario deportivo, han seguido vinculados al hockey sobre patines. Rubén Ferrer actúa en el Ripollet, que milita en Nacional Catalana. Y Silvia ahora no juega tras hacerlo en varios clubs.