Entrevista
Paco Marfil. Exjugador del RCD Espanyol y actual entrenador del Juan XXIII

"Tuve la suerte de marcar a Cruyff; era un futbolista increíble"

23.10.2018 | 00:05
"Tuve la suerte de marcar a Cruyff; era un futbolista increíble"

El exfutbolista egarense Paco Marfil (68 años), uno de los iconos del fútbol egarense, es actualmente el director deportivo y entrenador del Juan XXIII, en la Segunda Catalana. En la temporada 1973-74 debutó en Primera con el Espanyol, equipo en el que militó cinco temporadas como central.

Después de muchos años sin entrenar, ahora ha decidido aceptar la propuesta del Juan XXIII.
Sí. Aunque después de mis años en el Espanyol, el Terrassa y muchos equipos más, tengo aún el gusanillo del fútbol. La gente del Juan XXIII vino a buscarme para que les echara una mano como director deportivo. Después nos quedamos sin entrenador y me puse yo.

Usted es una de las figuras más importantes que ha dado el fútbol terrassense. ¿Qué recuerda de esos años?
Yo me formé en la cantera del San Cristóbal y mi primer equipo como amateur fue el Terrassa FC, donde jugué dos años. Allí destaqué y mi buen amigo Jordi Batalla me organizó una prueba para poder jugar en el Barça.

Pero se acabó marchando al Espanyol, donde hizo carrera como defensa central.
Sí. Porque el Espanyol se adelantó. Yo tenía que reunirme con gente del Barça en el campo de Fabra i Puig, el Espanyol se enteró y me hizo una oferta. Acabé jugando cinco años en Primera División en Sarrià, menos una temporada durante la mili, en que me cedieron al CE Sabadell, en Segunda División.

Incluso llegó a ser internacional.
Así es. Fui internacional sub-23 con la selección española. Disputé el Campeonato de Europa del año 1973 en la antigua Yugoslavia.

¿Qué recuerda del día que rubricó su contrato con el Espanyol?
Coincidí con Santamaría y Pepitu Ramos. Nunca se me olvidará lo que nos dijo el entonces presidente Manuel Meler: aquí primero hay que ser persona y después futbolista. Es algo que me quedó grabado y lo he llevado durante toda mi carrera deportiva. El Espanyol se portó siempre maravillosamente.

¿Qué tipo de central era usted?
Era fuerte y muy disciplinado. De técnica andaba justito. Era bastante justito. Pero lo suplía con fuerza, colocación y ganas. He tenido la suerte de enfrentarme a los mejores delanteros del fútbol español.

¿De qué marcaje de los que protagonizó guarda un mejor recuerdo?
Del que le hice a Cruyff en el Camp Nou. Era un futbolista increíble. Yo lo marcaba por detrás y Molinos por delante. Y chocábamos Molinos y yo. También recuerdo los marcajes a Gárate, que jugaba en el Atlético de Madrid. Era un tipo duro, pero tremendamente noble.

¿Ha cambiado mucho el fútbol desde los años setenta a ahora?
No. Lo que pasa es que ahora la mayoría de entrenadores quieren jugar como el Barça. Y para jugar como el Barça hay que ser el Barça. Yo prefiero el fútbol directo, más de contacto. Lo que echo en falta son jugadores que desborden, extremos de verdad, como los de antes. Ahora a todo el mundo le ha dado por eso de jugar por dentro.

Este sábado el Terrassa recibe al San Cristóbal. ¿Corazón dividido?
Un poco sí. Yo me crié en Ca n'Anglada, entre los olivares, pero me hice futbolista en el Terrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook