Un balance desequilibrado

04.09.2018 | 04:00

El San Cristóbal presenta un balance de claro desequilibrio en sus estadísticas después de la disputa de las tres primeras jornadas de la competición liguera. El conjunto de Oliver Ballabriga se ha convertido en el más goleado del grupo, en buena medida como consecuencia del abultado marcador de este sábado en el Feliu i Codina. Ha recibido siete tantos, cifra a la que sólo se acercan Martinenc y FE Grama con seis. Los parroquiales no han conseguido dejar su marco a cero en ninguno de los tres partidos que han disputado. Además, su balance realizador también anda bajo mínimos dado que únicamente ha anotado un gol en 270 minutos y fue en la primera jornada en el campo del Cerdanyola. Ese es uno de los datos que más preocupa con el fin de resolver cuanto antes este mal arranque. Todo ello ha abocado al San Cristóbal a la última plaza del campeonato, aunque con los mismos puntos que Sants, Santboià y FE Grama. Ahora el objetivo de los de Ca n'Anglada será mejorar su posición en los dos próximos compromisos ante Europa, en casa, y en el campo del Martinenc con el fin de dotarse de aire en este complicado debut en la categoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook