Hockey femenino. Copa del Mundo 

España peleará este domingo por el bronce con Australia

04.08.2018 | 22:51
Decepción de Carlota Petchamé tras los "shoot outs" perdidos ante Irlanda.

No pudo ser. La selección española femenina de hockey desperdició una inmejorable oportunidad para meterse en la final de este domingo en la Copa del Mundo de hockey que se celebra en Londres. Las chicas que prepara Adrian Lock empataron a uno ante Irlanda en la primera semifinal del torneo, pero cayeron por 2 goles a 3 en una frustrantemente trágica tanda de "shoot-outs". Tras haber eliminado a Bélgica en octavos y a Alemania en cuartos, España cayó ante el rival teóricamente más débil, un combinado irlandés que ocupa la decimosexta posición en un ránking mundial en el que las españolas son undécimas. Este domingo a las tres de la tarde, España peleará por conseguir la medalla de bronce ante el perdedor del duelo entre Holanda y Australia. De conseguirlo, las de Lock lograrían la mejor clasificación española en las catorce ediciones de esta máxima competicvión internacional. Hasta ahora, su mejor resultado es la cuarta posición cosechada en el año 2006 en Madrid.
Este domingo a las tres de la tarde (hora española), España peleará por la medalla de bronce ante Australia, que también empató a uno en la segunda semifinal de la competición ante Holanda tras marcar in extremis y acabó cayendo por 3 a 1 en la tanda de "shoot-outs". A las 17.30 horas dará comienzo la gran final de esta decimocuarta edición de esta Copa del Mundo femenina, que enfrentará a Holanda, primera potencia mundial, con Irlanda, la decimosexta. Ambos encuentros podrán verse en directo a través del canal Eurosport 2, disponible, entre otras plataformas, en Movistar +.
En esta esperadísima semifinal, España desperdició demasiadas oportunidades durante el partido y permitió que el combinado que entrena Graham Shaw, técnicamente inferior pero muy aguerrido defensivamente, llevara el partido hasta los "shoot-outs", donde la fortuna le acabó sonriendo, metiéndole en una final por vez primera en la historia. Las irlandesas salieron más metidas en el partido y Anna O'Flanagan abrió el marcador a los tres minutos en un desvío de una acción de penalti-córner. Las irlandesas, con superioridad en la grada del Lee Walley Hockey and Tennis Centre de Londres, lanzaron cinco penaltis, dejando a las españolas sin lanzar ninguno. Tras el jarro de agua fría que supuso el 0-1, España fue recuperándose de la presión alta de su rival y la jugadora terrassense del Club Egara Carola Salvatella disfrutó de dos buenas ocasiones que acabaron en nada.
A partir del segundo acto, España comenzó a mandar, pero las irlandesas supieron gestionar a la perfección su ventaja en el electrónico. Se encerraron atrás y concedieron pocas opciones a un equipo español que no tuvo la finura de actuaciones precedentes. En el minuto 22, Salvatella desperdició un centrochut a pase de Gigi Oliva, otra de las cinco egarenses de la selección española. Seis minutos más tardes, las irlandesas remataron al palo y se llegó al descanso con el 0-1.
España buscó desesperadamente el empate en los dos últimos períodos de la contienda. En el minuto 38, la también egarense Carlota Petchamé perdonó en un franco disparo de revés cuando se escapaba sola. Fue el preludio del 1 a 1 definitivo, anotado por Alicia Magaz un minuto más tarde. La madrileña aprovechó una buena penetración de Berta Bonastre para plantarse sola ante la meta rival y batirla sin remisión. Quedaban veinte minutos y España lo intentó de todas las maneras posibles, pero el gol de la victoria no llegó.
Hubo, sin embargo, que recurrir a los "shoot-outs". Begoña García y Bea Pérez fallaron los dos primeros, pero Gigi Oliva marcó el tercero, situando el empate a uno en el marcador tras dos errores de las británicas. Allyson Meeke falló el cuarto para Irlanda y Carlota Petchamé marcó fuera de tiempo para España. Se revisó el vídeo y el tanto fue justamente anulado. En el quinto penalti, Lola Riera empató a dos con un arriesgadísimo lanzamiento de flick parecido al que le dio la Liga al Complutense hace dos años en Madrid. Los nervios estaban a flor de piel. Cualquier fallo te dejaba fuera de la final. Y un mínimo acierto te aseguraba la plata. Gigi Oliva falló el sexto "shoot-out" y las irlandesas marcaron para acabar estableciendo el 2-3 y clasificándose para la gran final de este domingo.
Las lágrimas y la desolación se hicieron patentes en los rostros de las jugadoras españolas, que necesitan levantar el ánimo cuanto antes, ya que en menos de veinticuatro horas tienen ante ellas la oportunidad de colgarse la primera medalla de su historia mundialista, la de bronce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook